Tatami 46 – 5 RCV Tecnidex Blanco

El sábado por la mañana se disputó en el saler el partido del equipo blanco contra el Tatami. Primer aspecto a mejorar: la puntualidad. Los jugadores estaban convocados a las 9 de la mañana en el saler, cosa que sólo cumplieron 10 de ellos. A nadie le gusta madrugar en sábado, pero es lo que hay y tenemos que asumirlo.

El partido se disputó inexplicablemente en un terreno de juego embarrado y lleno de charcos, pese a que en toda la semana no había llovido. En lo que al juego se refiere, nos costó entrar en el partido, lo que aprovechó el Tatami para marcar pronto sus dos primeros ensayos. A partir de ahí tuvimos un poco más de posesión y llegamos a jugar en su campo, pero no eramos capaces de conservar la posesión, ya fuera por una mala toma de decisiones o por lo poco que nos implicamos en la disputa de los rucks. El Tatami ganaba metros con bastante facilidad cada vez que sus delanteros se lanzaban contra nuestra defensa, ya que no subimos a presionar de manera organizada. Una lástima, porque si mi compañero sube a presionar pero yo me quedo esperando en el sitio estoy echando por tierra su esfuerzo por ir a buscar al rival. Tenemos que comprender que es tan importante avanzar en defensa como en ataque, porque no permitiremos que el rival tenga tanto tiempo para pensar ni nos pasaremos tanto tiempo corriendo hacia atrás.

Otro aspecto que nos condenaba en defensa era la mala ocupación de espacio. Muchas veces nos colocamos destrás de las agrupaciones o no miramos como se coloca el ataque, por lo que acabamos defendiendo en inferioridad numérica. Hay que mirar lo que tenemos enfrente para recolocarnos donde seamos realmente necesarios y hacerlo rápido, no al trote o andando.

En ataque somos capaces de correr hacia delante, lanzarnos sobre la defensa rival o pasar el balón buscando la velocidad de nuestros 3/4, pero si el pasador no va en apoyo del portador del balón y no somos más contundentes en las abiertas acabamos perdiendo el balón y pasamos a defender, que es lo que más nos cuesta.

Al final del partido, cuando nos quedamos con uno menos por diferentes lesiones, mejoramos un poco la actitud y presentamos algo más de batalla, pero ya era demasiado tarde.

Clara victoria para el Tatami (46-5) y mucho por mejorar por nuestra parte en defensa. Si mejoramos este aspecto tendremos más balones para jugar y disfrutaremos más en los partidos.

Jugaron:
Leo, Ximo, Martín; Jose Víctor, Mariano; Mario, Balbino, Bojan; Hugo Carrat, Dani; Salva, Miguel, Javi, Vincent y Carlos.
Vitaliy, Richi y Samuel.