PREVIA CAMPEONATO DE ESPAÑA-SEMANA PREVIA

Volvimos de Bayonne con las pilas cargadas, con ilusión y con la incertidumbre de lo que nos depararía nuestra cita más próxima, EL CAMPEONATO DE ESPAÑA, con los ocho mejores equipos de nuestra categoría, al que accediamos por derecho propio y tras una gran temporada, acudimos Alberto y yo a la presentación del Campeonato, organizado perfectamente por el Cau, mientras nuestro equipo entrenaba con gran esfuerzo y con todos sus efectivos, pero no salía nada, ni jugadas, ni pases, los gordos muy flacos, los rapidos muy lentos, los empanados de barra de kilo, nervios, dudas, muchas ordenes, los de Cheste de culo sube y baja, las madres atacadas, los padres acorralando a los chavales con buenas intenciones, los papeleos farragosos hasta el último momento, recuperando a los lesionados, los entrenadores sin dormir pensando como conseguir, que nuestros chicos hiciesen LO QUE SABEN HACER y habían demostrado en muchos partidos y sobre todo en el último donde asombraron en una de las cunas del rugby. Pero llego el día del sorteo de los grupos y parecio que todo se complicaba en demasía, el primero de Andalucía el Marbella, para empezar, subcampeón hace dos años con cuentas pendientes, con internacionales, todos menos uno del 97, grandes, fuertes y con genes de la perfida albión en su mayoría, para continuar por si era poco el primero de Cataluña, el Santboi, fuerte, con un equipo completo del 97, con varios internacionales, muchos kilos, mucha envergadura, y mucho juego, solo en el apoyo técnico cuatro entrenadores, dos delegados y tres de equipo sanitario, es decir el buque insignia del rugby catalán y para terminar, como quien no quiere la cosa el primero de Madrid, el Alcobendas, todos del 97, con internacionales en sus filas y ese aire que traen los equipos madrileños de tener todo controlado, equipo muy grande, con muchos kilos, muy rapidos, con muchos quilates en su juego, pero con un equipo técnico de descubrirse por su caracter excepcionalmente bueno con nosotros desde el primer momento. Ahí, estaba el sorteo, cunde el pesimismo, los entendidos y gurus del rugby animan, pero si se viese el cerebro y lo que se piensa, aparecería, POBRECITOS, lo que les ha tocado a estos nenitos del 98, se van a cagar, los van a asustar, los van a machacar y los del 97 que van con ellos, van a salir huyendo del campo.
Viernes antesala previa, se transmiten las normas de alimentación, tratamiento de lesionados y de equipo, horarios, material y se comienzan a ver esa cabeza alta y mirada al frente a los ojos, de nuestros chicos, MIRADA DE HAMBRE Y LUCHA, y esperando QUE PASE EL SIGUIENTE, solo unos pocos confiamos ciegamente en ellos, se conjuran ellos en un pacto, con Chino, Pablo, Chicha y conmigo, los papas y sobre todo las mamas se preparan a conciencia para animar a sus chicos, el Club hace llamada general y toca TAMBORES DE GUERRA, vamos mañana a estar entre los OCHO mejores, los organizadores nos animan y nos dicen que no nos preocupemos de nada de logística,”chapeau” por el trato recibido por el Cau, y vamos a demostrar lo que es el RUGBY CLUB VALENCIA.