Partido, equipo blanco contra abelles

El sábado pasado, el equipo blanco infantil, jugó su partido de segunda vuelta contra el equipo de Les Abelles. El resultado en contra, muestra la superioridad del equipo contrario. No obstante, hay aspectos positivos que no podemos dejar de apuntar.

En esta ocasión los aspectos a mejorar y, los que hemos mejorado se confunden en la crónica. Esto ocurre porque de la misma manera se observaron durante el partido. Todas las cosas que hemos mejorado, posición, actitud, ataque y defensa, no sabemos utilizarlo. Como siempre, empezamos el partido muy flojos y facilitamos que nos hiciesen algún ensayo en los primeros minutos que dificultan meterse en el partido en el tiempo restante. Al mismo tiempo, en cuanto pasan unos minutos se nos olvidan nuestros miedos y nuestros complejos. Es entonces cuando empezamos a jugar como nosotros queremos y, en esos periodos los niveles de juego y el marcador parecen mucho más equilibrados con los equipos contrarios. En resumen, tenemos que mantener necesariamente el ritmo de juego y la actitud en el partido. De los ensayos que nos hacen, por lo menos el 50% los facilitamos nosotros. Eso hace que los partidos se hagan cuesta arriba y no podamos disputar el marcador.

Hay agrupamientos a los que no entramos, nos quedamos mirando dos metros por detrás y, esto hace que perdamos la posibilidad de jugar más balones. De esto no hay que hacer un drama, pero, sí que hay que tomar nota y concentrarse en mejorarlo durante todo el partido.En defensa, mostramos valor, pero, esperamos a que el contrario llegue hasta nosotros en lugar de ir a por él y derribarlo. En los balones abiertos, hacemos pases imprecisos o, simplemente se caen balones al suelo por no centrarnos en cogerlos. Esto hace que nuestro problema sea difícil de solucionar.

Lo hemos dicho y lo repetimos, tenemos que hacer el juego que nosotros queremos, no podemos esperar a que el contrario decida por nosotros lo que pasará en el campo. Se resume en personalidad y actitud. No nos falta porque la tenemos y la hemos mostrado, pero nos falta mostrarla desde el primer minuto del encuentro.

En ningún momento tratamos de «echar la bronca». Si os exigimos más es porque estamos plenamente convencidos de que lo podemos hacer mejor. Si pensáramos que este equipo no tiene futuro, no nos importaría el juego que desplegásemos en los partidos. Cuando un equipo siente rabia al ser ensayado es porque sabe que podía haberlo evitado. Y puestos a corregir cosas, no os quepa duda de que los entrenadores tienen el 60% de la culpa, ya «nos hemos echado la bronca» y, nos ponemos también las pilas.

Jugaron: Simón, Baltasar, Borja Campos, Hugo Carrat, Néstor, Leandro, Ximo (c), Brice, Gonzalo Díaz, James, Carlos Ferrer, Mario, Jorge, Santiago, Gonzalo Martínez, Mocho, Jose, Paul, Samuel, Anthony, Quique Orts.

Dos jugadores se quedaron sin jugar porque llegaron casi una hora y media tarde. Al empezar el partido no estaban incluidos en el acta y, no pudieron salir al campo. Si está previsto llegar tarde informad, se os incluye en el acta y ya jugaréis cuando lleguéis.

Muy agradecidos a nuestra afición. No es broma, se agradece la asistencia y los ánimos. Esto suma mucho al equipo.

A DESTACAR. Gonzalo Martínez se lesionó, fisura en la nariz. Y se quedó al final del partido para estar con su equipo en la charla después del partido. Eso es rugby, ERES UN CRACK!!!!

Nada más, a seguir trabajando chicos que este equipo vale la pena. El próximo sábado jugamos contra el equipo verde y, será la despedida de Arturo que se marcha a Nueva Zelanda. Lo echaremos de menos pero, nos alegramos por él.