NICOLÁS MOSCOSO Y VÍCTOR CARRAT en el Mundial de Rugby Francia 2007.

Fútbol. El deporte rey en España, el deporte al que las cadenas dedican el 99% del tiempo destinado en el espacio deportivo. El resto, ese insignificante 1%, está repartido entre deportes como el baloncesto, el tenis, el motociclismo o la frmula 1. En ocasiones muy óptimas aparecen en un segundo plano otros deportes como la natación, el ciclismo o el atletismo. Pero ¿qué pasa con el resto de deportes que no son objeto de ninguna olimpiada? ¿Qué pasa con los deportistas de élite que se quedan a la sombra de deportes minoritarios ignorados por la sociedad? Me refiero entre otros deportes al rugby. Hace apenas escasos meses finalizó la competición de “ las Seis Naciones”, torneo con más de 100 años de historia , que se disputa anualmente entre las naciones con más tradición y cuya leyenda llega a nuestros días España.

Pero el gran evento deportivo que se va a disputar este año es, sin lugar a dudas va a tener lugar en Francia del 7 de Septiembre al 20 de Octubre. La Copa del Mundo de Rugby. Se prevé una gran repercusión mediática a nivel mundial. En la que alrededor de 250 canales de televisión conectarán sus cámaras, micrófonos y encenderán sus luces para informar a los ciudadanos de esta excitante competición. Más de 4.000 millones de espectadores van a estar pendientes de la Sexta Copa Mundial. Pero, tan sólo dos jóvenes españoles van a tener la oportunidad de estar en carne y hueso en el centro de todos los focos y miradas. NICOLÁS MOSCOSO Y VÍCTOR CARRAT. Ambos jugadores de la escuela del RUGBY CLUB VALENCIA TECNIDEX han sido invitados por la Assotiation Jeune Planet Rugby a participar en el encuentro mundial de jugadores que se celebrará cuando tenga lugar dicha competición. Todo un privilegio para dos jóvenes de 17 y 16 años respectivamente que sueñan con llegar algún día a lo más alto del rugby internacional.

La organización del campeonato ha lanzado esta iniciativa con la finalidad de promover entre los chavales un programa basado en la solidaridad, en el intercambio cultural y sobre todo en la enseñanza en cuanto a este deporte se refiere. El objetivo de este proyecto es permitir que 74 estudiantes de los centros franceses de todo el mundo puedan participar en la fiesta del sexto campeonato del mundo y conocer desde dentro el rugby de elite.

Nicolás Moscoso y Víctor Carrat serán los dos únicos jugadores españoles que van a tener la oportunidad de aprovechar de estos privilegios. Estos dos chicos son el reflejo de otros muchos que no han tenido la suerte de ser elegidos a embaucarse en esta experiencia, sin duda, inolvidable .Gracias a la dedicación, al trabajo y al esfuerzo de cada uno de ellos, se han ganado un billete a este encuentro mundial de jugadores. Cuando lleguen a Francia van a convertirse en la envidia de todo gran aficionado al rugby. Conocerán las instalaciones en las que se concentrará la selección francesa, una de las más prestigiosas a nivel mundial. Disputarán partidos con jugadores de otras nacionalidades e incluso presenciaran partidos oficiales de la competición entre muchas otras actividades.

Para Víctor y Nicolás es un sueño haber sido los seleccionados para ir al encuentro. Son los únicos españoles, y valencianos, que lo harán. Nicolás lleva desde los nueve años jugando mientras que Víctor lo hace desde los trece. Empezaron jugando por afición al deporte, por divertirse y si miran hacia el pasado verán que ya son muchos los años que llevan sacrificándose para llegar a convertirse en grandes deportistas de élite. Pelean por llegar hasta lo más alto y este billete, sin duda, es una buena manera de conocer el deporte ovaado en su máxima expresión. En estas dos semanas en tierras francesas van a entrenar con jugadores y entrenadores de élite. Tanto Víctor como Nicolás quieren destacar sobre los demás, quieren jugar mejor que nunca, porque saben que sólo ellos tienen la gran ocasión para dar el salto a este espectáculo, al espectáculo del rugby.

Los chicos esperan encontrarse en Francia a muchos otros jugadores entre 15 y 17 años que compartan sus mismas aficiones. Se prevé la llegada de chavales de Nueva Zelanda, Escocia, Australia, Sudáfrica, entre otros países. Entre todos y con la ayuda de la Agencia para la Enseñanza Francesa en el Extranjero (A.E.F.E.)y el apoyo proporcionado por antiguos jugadores, profesores y dirigentes políticos franceses entre otros, el proyecto ha salido adelante. Es mucha la ilusión de estas jóvenes promesas para dejar escapar esta gran ocasión de disfrutar, aprender, convivir en un ambiente que girará en torno al Rugby . Este encuentro mundial va a beneficiar a todos ellos de cara al futuro. (…)