M-18: Primera Jornada Abelles – RCV

Primer partido de la temporada y primer partido de liga. Victoria cómoda, pero mala imagen en los primero 35 minutos. En la segundo parte mejoramos, aumentamos el ritmo y la intensidad, aunque se siguieron viendo errores en toma de decisión y en pequeños detalles.

Jugábamos contra un rival que no supo ni pudo controlar el juego en ningún momento de partido. Empezamos el partido inseguros, con dudas en lo que teníamos que hacer en cada momento. Se vieron a los delanteros desorientados en ciertos momentos, apáticos en los rucks. Este problema no supimos solucionarlo, esto sumado al ritmo dado por nuestro medio de melé, no nos permitió jugar al ritmo deseado en todo el encuentro. Por su parte los tres cuartos, desaprovechaban todas las fases con superioridad numérica. Es verdad que las condiciones meteorológicas no acompañaban, pero una velocidad pésima de carrera, la falta de aceleración, la mala dirección de carrera y la siempre errónea toma de decisión, echo a perder todas nuestras oportunidades en la primera parte. Aún así con tres individualidades pudimos llegar al descanso con tres ensayo a favor.

En la segunda parte hubo un cambio radical en la actitud. La charla del Chino dio sus frutos y vimos un juego más rápido, mejor organizado pero lleno de errores. Esto se tradujo en un dominio territorial y de balón completo por nuestra parte, pero sólo 40 puntos en el parcial de la segunda parte y que podían haber sido el doble. Como dijimos el martes, el rugby no consiste en combinar bien delante de la defensa, esto es una parte necesaria y la más sencilla. Lo más complicado es jugar dentro la defensa y detrás de la defensa y ahí hicimos agua tanto delanteros como tres cuartos. TENEMOS QUE RECORDAR QUE EL RUGBY ES UN DEPORTE DE EVASIÓN. El único que busca el contacto es el defensor. Hay que atacar más los espacios y olvidarse ya de dar cabezazos en el pecho del rival. Aún más en partidos como el del sábado, en el que la trasmisión de balón se complica, hay que amenazar cada espacio que nos deje el contrario y como dijo el Chino: “…la zona de ensayo esta delante así que acelerar y dejar de dar pases de parado.”

Estamos en el camino adecuado. Los errores son comprensibles, pero hay que esforzarse para buscar una perfección inalcanzable. Los puntos positivos del partido y con lo que nos quedamos son que tenemos capacidad para mejorar, que individualmente hay un nivel altísimo y un afán de superación en la mayoría de vosotros. Y sobre todo la seguridad al pié de Sergio, que sólo fallo una transformación.

Un saludo.
Alejandro Altozano Barbé