La Magia de la Navidad y el Rugby Champagne

LA MAGIA DE LA NAVIDAD Y EL RUGBY CHAMPAGNE.
CRÓNICA S-12 (07-01-2017)

7 de enero. Un día atípico para una jornada de liga para nuestros muchachos que todavía estaban de vacaciones escolares navideñas e incluso con la emoción tan cercana de la visita de sus Majestades de Oriente.

Aunque hubo varias bajas ya que pilló a más de alguna familia fuera dadas las fechas, la respuesta de estos muchachos y la asistencia fueron extraordinarias. Se veía en los rostros y en la actitud de los chicos que el parón había sido muy largo y aunque se hubieran puesto como el Quico comiendo turrones, peladillas y polvorones, venían famélicos. Venían con hambre de lobo. Hambre de rugby.

Los S-12 se iban a enfrentar en esta ocasión en dos encuentros a sus compañeros de Les Abelles, iniciando la jornada el Abelles Naranja que ejercía como equipo local contra nuestro equipo Verde.

Los abejorros presentaban en este primer encuentro un combinado trabajado, compacto y serio que prometía un gran test para retomar la competición.

Así pues, inició el partido con los dos equipos muy bien asentados y organizados pero con un dominio claro de Abelles que durante los primeros compases, disfrutó de la posesión del balón, jugando de manera bastante ordenada en penetración y desplegando el juego a su línea de tres cuartos eficientemente metiéndonos en nuestro campo. Sólo el pundonor defensivo y el compromiso en el placaje hicieron que los primeros minutos nos salváramos de un primer ensayo. Sin embargo, ese tesón defensivo, en una recuperación prácticamente en nuestra zona de marca y un contragolpe rapidísimo, hizo que el primer ensayo cayera de nuestro lado.
Ese fue el punto de inflexión y el momento en el que los chicos dejaron de pensar en la Play, la bici, las zapatillas y todo los que les habían traído los Reyes o Papá Noel y se pusieron las pilas de forma definitiva.

En delantera el trabajo fue de gran calidad, con apoyos cercanos y buen trabajo de limpieza de ruck. Mención especial al talonaje en melé en el que robamos muchas de sus introducciones y algunos encadenamientos y apoyos cercanos con penetraciones y percusiones que ya apuntan muy buenas maneras.

Si el trabajo en delantera fue bueno, el de los tres cuartos no lo fue menos. Partiendo de un medio de melé enchufadísimo que repartía el juego brillantemente, la línea de tres cuartos funcionaba a las mil maravillas. Se vieron jugadas de gran calidad en su ejecución y en su variedad. Patadas a seguir, patadas defensivas con muchísimo criterio, aperturas con muy buena transmisión del balón y apoyos constantes y carreras de los alas que desbordaron a la defensa de forma continua. Rugby champagne para estos chicos abstemios pero de llenos de burbujas y de magia.

En definitiva, fue un partido muy serio y prometedor dada fundamentalmente la calidad del rival que no nos lo puso fácil y que nos ayudó a dar otro pasito más en el crecimiento como jugadores de rugby.

Resultado:
Abelles Naranja 15 – Tecnidex Valencia Verde 40
Alineación:
Emi, Juancho, Pau G., Rodrigo, Héctor, Jaime, David, Vicente, Gonzalo, Alex, Pau C., Clemente, Mario.