JORNADES TARRAGONA SABADO 25 DE MARZO DE 2017

Excelente experiencia la vivida este pasado fin de semana en las Jornadas de Escuelas que organizaron como cada año el Club de Rugby Tarragona y donde tuvimos ocasión de participar. Siempre valoramos los desplazamientos en autobús para que los chicos encuentren esos espacios de tiempo en los que sociabilizarse como conjunto antes del tiempo puramente competitivo al que posteriormente se enfrentan.

La organización de las Jornadas tuvo que hacer algunas cábalas para encuadrarnos en la competición ante las bajas de algunos clubes de última hora, al tiempo que nosotros tampoco pudimos desplazar dos equipos para haber podido jugar partidos de mayor exigencia deportiva. Así pues analizando los partidos uno a uno, podríamos destacar lo siguiente:

RCV 8 – Santa Coloma Rugby 0

Partido de inicio, teniendo en cuenta que los desplazamientos conllevan un cierto adormecimiento competitivo de salida, el Santa Coloma presentó un conjunto de iniciación que permitió a nuestros chicos aclimatarse de forma progresiva a lo que luego serían encuentros de mayor exigencia. Ante un rival físicamente grande, del que desconocíamos su juego, refrescamos el sistema de juego basado en el placaje, la presión y el movimiento del balón ante el contacto y salieron a disfrutar del rugby. En las primeras fases se vio claramente la diferencia en cuento a minutos de juego con el oval de nuestros chicos y los catalanes que cometían fallos de manos constantemente, que por otro lado provocaba que el RCV fuera de un lado a otro persiguiendo el balón sin ton ni son, con una desorganización demasiado notable. Fueron las acciones individuales las que abrieron el marcador, y se sucedieron las mismas para sumar ensayos a nuestro favor, tras el contagio de juego de iniciación al que se sometieron nuestros chicos. Encuentro en el que como luego se les indicó podrían haber aprovechado para desplegar un juego más contundente en equipo y más elaborado pero que resolvieron por la vía fácil.

RCV 1 – Sitges 1

Este segundo encuentro era el que probablemente mayores dificultades nos iba a plantear. Ante un Sitges contra el que habíamos jugado no hacía mucho y a quienes habíamos superado con una demostración de arrojo y defensa estructurada ante sus incisivos ataques, sabíamos y así lo remarcamos cuales eran sus puntos fuertes; un medio melé rápido y pícaro, un equipo que mueve mucho y muy bien el balón, y una delantera que gana metros si no se le para con contundencia. Hecho el análisis, desde los primeros minutos nuestros chicos les dejaron avanzar demasiado, hasta plantarse a escasos metros de nuestra zona de marca, teniendo que esforzarse en la defensa para evitar su ensayo. Un par de malas decisiones del Sitges permitió rebajar la presión a la que nos sometían alejando el balón de nuestra marca y llevándolo hasta su zona de ensayo para adelantarnos en el marcador. Pero al poco de nuevo volvían a posicionarse frente a nuestra zona de ensayo, primero desplazando el balón rápidamente hacia las alas y llegando a ensayar, anulándose el mismo por un último pase en avant, y finalmente ante una patada nuestra tras balón recuperado, su 9 embolsaba y evadía hasta 6 de nuestros jugadores sin placaje para acabar ensayando y empatando el partido. Hubo tiempo para una última jugada, en la que nuestro medio melé pescó rápidamente la pelota llegando a la zona de marca y posando el balón al tiempo que pisaba la línea de touch anulándonos la posible victoria. El Sitges sabía que el RCV le había puesto las cosas muy difíciles en su casa y por tanto sacó toda la artillería desplegando un mejor juego que el nuestro.

RCV 6 – CRUC Castelldefels 0

El tercero de los partidos no planteó muchas dificultades, el Castelldefels iba bajo mínimos llegando a dejarles hasta 3 de nuestros jugadores para que presentaran el partido. De forma que nuestros chicos hicieron un buen trabajo tanto con la camiseta del RCV como con el conjunto del CRUC. De nuevo se contagiaron del juego contrario que no les planteaba organización defensiva, con un medio melé que tomaba todas las iniciativas, y al que habían echado el ojo en anteriores partidos, lo pudieron neutralizar tantas veces como intentó abrir las puertas de nuestra defensa. De nuevo también demasiadas acciones individuales donde el juego a la mano brillaba por su ausencia.

Tarragona 0 – RCV 4

El que creíamos sería el partido más difícil, ya que como anfitriones imaginábamos iban a plantear una buena confrontación deportiva, provocó que nuestros chicos salieran enchufados tras unos encuentros que no les habían exigido lo necesario. Cambio de campo y la consigna de salir a posar el balón en su zona de marca lo antes posible, ya que se trata de encuentros rápidos en los que hay que reaccionar desde el primer minuto. El Tarragona estaba bien organizado ocupando el campo bastante bien, pero un par de acciones donde el balón fue de lado a lado, con apoyos en las fases, nos permitió abrir el marcador. Por fin se empezaba a ver el juego sobre el que intentamos entrenar y potenciar. Pero nuevamente la falta de contundencia defensiva del rival nos llevaba a acomodarnos y a no luchar por el balón en las fases de ataque en las que el rival por errores propios perdía el balón. Finalmente victoria del RCV donde pudimos ver un juego algo más imaginativo por parte de nuestros chicos.

Barcelona Enginyers 2 – RCV 4

Ultimo de los partidos, de nuevo cambio de campo y ante un rival al que no habíamos visto jugar pero del que teníamos referencia de su calidad en las escuelas por la gran experiencia acumulada como club de Rugby. El Enginyers necesitó de la ayuda del Sitges para completar su equipo, lo que nos hacía presagiar que veían en nosotros un rival a batir. Ya estábamos en la recta final del Torneo y se les planteó a los chicos las necesidades respecto de lo que hasta hora habíamos visto en los anteriores encuentros, exigiéndoles más movimiento del balón y mayor presión en la defensa. Los de Barcelona hicieron un planteamiento muy interesante, buen juego a la mano e incursiones rápidas por las alas –sobre todo de los refuerzos sitgetanos – pero nuestros chicos querían regresar a Valencia con la victoria y pusieron una marchita más, vaciándose en este último partido, corriendo más, abriendo más balones e intentando llegar a su zona de marca lo antes posible. Abrimos el marcador con una jugada individual, pero pronto nos empataron. De nuevo una jugada colectiva nos permitió ponernos por delante, pero acto seguido ante la falta de contundencia en nuestros placajes permitimos que Enginyers nos volviera a empatar. Finalmente y tras estar próximos a su zona de marca durante muchos minutos volvimos a ponernos por delante, momento en el que hubo algún error propio que casi nos cuesta la victoria, pero donde se supo reaccionar para posar de nuevo el balón en su zona de marca, llevándonos el encuentro por la campana con los catalanes atacando sin cesar.

En definitiva buen Torneo, donde se pudieron ver algunas de las necesidades sobre las que trabajar de cara a los siguientes torneos en los que nos enfrentaremos a buen seguro a rivales duros con un sistema de juego elaborado y con partidos fugaces como los disputados este fin de semana. En lo individual jugador a jugador:

Clemente: Está resultando un jugador revelación, por actitud tanto en los entrenes como en los partidos, aclimatándose a las posiciones en las que se le alinea en el campo. Abrió el marcador ensayando en el primer partido, y se quedó a centímetros de volver a hacerlo jugando de centro en el último partido.

Héctor: Jugador valiosísimo por la humildad que despliega y la picardía. Si además le sumamos su físico que le permite ganar muchos metros a su equipo, siempre muy receptivo a las indicaciones de los entrenadores y con muy buenas dotes para seguir creciendo como deportista.

Juancho: Incorporación de última hora, luchador incansable da el 110% en el terreno de juego, contagiando las ganas de balón a sus compañeros. Un tanto juguetón en la actitud la falta de exigencia de los rivales no le permitió sacar su faceta más guerrera.

Pau Gonzalvez: Como talona no tuvo que robar balones ya que las melés eran pactadas. Destacó su juego en apoyo, sin ser el más rápido del equipo siempre estaba listo para que descargaran el balón a sus manos, cargara su sempiterno raffut y apartara a cuantos jugadores se pusieran a su paso.

Vicente: Elegido en el autobús por sus compañeros como el jugador más completo del conjunto, siempre es un valor añadido en cada partido que disputa. Si de apertura destaca por la polivalencia de su juego, de centro supo aclimatarse cuando le tocó jugar en esa posición haciendo de nuevo un excelente trabajo para el conjunto del equipo.

Rodrigo: Pícaro como ninguno, robó cuantos balones quiso. Jugador que disfruta en el campo y con mucha proyección. Elabora un trabajo silencioso muy valioso para nosotros como entrenadores ya que permite defender al tiempo que recuperar balones, indispensable para conseguir cualquier victoria.

Oscar: Cada vez más enchufado en su posición de segunda, aprovechando la no disputa de las melés aun salía más rápido de ellas para cazar al nueve y a quien se precie antes de trasmitir la bola. Sin duda le va encontrando el gusto a su posición de juego y eso se transmite en sus ganas de impedir que el rival avance ni un metro si de él depende.

Gonzalo: Destacaríamos las ganas de jugar, con su propio equipo o con el Castelldefels si hace falta y en la posición que sea. Jugador muy inteligente y templado capaz de leer bien la defensa para desplazar el balón hasta las alas de donde hemos sacado tantos ensayos. Muy buen juego a la mano, excepto cuando lo hace con solo una.

Pau Caballero: Todo un referente para los entrenadores, por su juego y sobre todo por su actitud. Humilde y solidario, dos de los valores que más valoramos por encima de los físico y técnico los técnicos. Excelente trabajo en todas las posiciones que le pusimos facilitando balones para que fueran ensayados.

Asier: Jugador muy polivalente, luchador y peleón, solidario en el juego y placador incansable, más cuando el contrario reincide en querer pasar por donde él está. Tan solo le falta creer más en sus posibilidades y rebajar su nivel de exigencia propio para disfrutar más del rugby como ya lo hace.

Alex: Sin duda el arquetipo de jugador que cualquier entrenador quisiera en su equipo. Rápido por las alas y valiente ante el placaje. Muy solidario en el juego en conjunto, silencioso y trabajador antes, durante y tras el partido.

Ximo: Se empieza a notar el esfuerzo físico que está llevando a cabo, con un juego más rápido y por ende más contundente, de ello pueden dar buena cuenta cada uno de los jugadores rivales que en todos y cada uno de los partidos fueron retirándose tras sus placajes de roca. Sigue así porque vas a disfrutar más del Rugby de lo que te imaginas y nosotros viéndolo.

Curro: Muy buen trabajo durante todo el Torneo, jugador muy polivalente ya sea de segunda –posición en la que se encuentra más cómodo- o donde le toque colocarse en el terreno de juego, excelente actitud ante la falta de minutos de juego por habernos aplazado el primero de los partidos y haber tenido que esperar más de lo deseado. Sin duda en un deporte en el que la actitud para con el equipo suma tanto Curro demostró implicación como ninguno.

Rafeta: Incansable, sería la palabra que mejor podría definir a uno de nuestros delanteros más valiosos. Consigue avanzar más metros que ninguno, y no solo lo decimos los entrenadores, sus compañeros en charla informal en el autobús así me lo hicieron saber destacándolo como el delantero más incisivo del equipo.

Emi: Gran trabajador, contundente en las melés y solidario con sus compañeros. Se nota que ha trabajado muy bien la conservación del balón, su talón de Aquiles que perfecciona poco a poco permitiendo a los compañeros reutilizar los balones que roba y tras avanzar muchos metros. En clara proyección diaria.

David: Vivaracho en el juego, es electrizante permitiendo aumentar el ritmo de las fases cuando está de 9 abriendo las puertas de la defensa rival de forma muy efectiva. Veloz con el balón e increíblemente luchador en la limpieza de los rucks.

Jaume: Su contundencia de juego es evidente, sin duda avanza más metros que ninguno aun teniendo la mitad del equipo contrario colgado de sus espaldas.
Fuerte y con una carrera muy vertical, el día que descubra su capacidad para atraer a las defensas y abrir el balón a sus compañeros en cuanto todos los ojos, brazos y piernas contrarias estén sobre él, nos hincharemos a meter ensayos. De momento el máximo anotador de nuestro equipo.

Mario: Jugador rápido como pocos, y talentoso como pocos. No solo destaca su rapidez de piernas y cambio de dirección si no su rapidez de pensamiento que le permiten pescar el balón y llevárselo hasta la zona de marca en un abrir y cerrar de ojos. Si además le añadimos su valentía ante el placaje, tenemos los ingredientes para un futuro 9 muy del estilo de Axel Vallet.

Agradecer a los padres que nos ayudaron durante el Torneo en el control u organización de los jugadores. Así como su implicación en el proyecto #zerotablets (ya sé que se escribe cero, es un recurso de marketing preadolescente) que ayudó a los chicos a sociabilizarse no sin una cierta dificultad por la falta de costumbre y por la tentación tecnológica desplegada por los S10. Pactamos con ellos que los minutos de Tablet/móvil/consola en el bus se restan de los minutos de juego en el campo. También por la iniciativa de alimentación saludable, evitando todo aquello que les encanta pero que no les aporta beneficio nutritivo alguno durante el viaje, antes o después de los partidos. Gracias, sin vosotros nuestro trabajo sería mucho más difícil.

Amunt Rugby Club Valencia!

#SumemTots