Francia y Argentina abren el mundial FRANCIA 2007

NUEVA ZELANDA ES LA GRAN FAVORITA DEL MUNDIAL E INGLATERRA DEFIENDE CETRO

Ya está aquí. Cuatro años después del increíble drop del genial Jonny Wilkinson, el que convirtió a Inglaterra en el primer país del Hemisferio Norte que conquistaba el cetro mundial, ya está aquí la sexta edición de la Copa del Mundo de rugby, uno de los acontecimientos deportivos más esperados y seguidos en todos los rincones del mundo. De hecho, es el tercer evento deportivo más importante tras los Juego Olímpicos y el Mundial de fútbol. Por delante, cuarenta y cuatro jornadas del mejor rugby, un total de 48 partidos y unas previsiones que superan los tres millones de espectadores en doscientos países. Y todo ello en un país que vive por y para el rugby desde hace mucho tiempo.

Nueva Zelanda, la eterna favorita, vuelve a partir con todos los pronunciamientos para conquistar el título, pero no hay que olvidar que sólo lo consiguió una vez, en la primera edición. Australia, la única dos veces campeona del mundo; Francia, el país anfitrión que busca su primer cetro mundial; Inglaterra, que intentará convertirse en el primer equipo que revalida el título; y quizás Sudáfrica, con su potentísima delantera, son las alternativas a levantar la William Webb Ellis Cup, en honor al inventor de este juego, del el próximo 20 de octubre en París.

Tal vez la presente sea la edición en la que Nueva Zelanda parte con más favoritismo que en otras precedentes. Los ‘All Blacks’ no sólo pueden presentar dos quince titulares igual de competitivos, sino que vienen de revalidar el título en el Tri Nations, la competición que a imagen y semejanza del Torneo VI Naciones enfrenta a las tres selecciones del Hemisferio Sur. Bien es cierto que no lo ha hecho con la contundencia del año pasado y sin arrollar a sus rivales. Sobre todo, los hombres de Graham Henry se tienen que quitar el ‘sanbenito’ de fallar siempre en los Mundiales. De hecho, tras ganar en 1987, sólo han vuelto a otra final, la de 1995 en la que cayeron ante los ‘Springboks’ en su Mundial de Sudáfrica.

Un país que vive por y para el rugby
En Francia se respira rugby por los cuatro costados y toda la afición ‘bleu’ espera una final frente a Nueva Zelanda. Pero no lo tendrá fácil desde el principio el ‘XV del Gallo’, que inaugura el torneo frente a una Argentina que ya le puso en aprietos el pasado mes de noviembre y cierra la fase de grupos ante Irlanda, el rival que más dificultades le ha puesto en los últimos años en el VI Naciones. Y es que estamos, sin duda alguna, en el llamado ‘grupo de la muerte’. Franceses, argentinos e irlandeses… uno quedará fuera de los cuartos de final.

Eso sí, la escuadra francesa llega con cuatro de los últimos seis VI Naciones a sus espaldas, dos Grand Slam incluidos, y con el empuje de tener a su afición detrás, algo que en este deportes es un ‘plus’ añadido. Eso sí, los ‘pumas’ de Marcelo Loffreda, que aspiran a llamar a la puerta de las principales naciones, no son la mejor ‘piedra de toque’, ni mucho menos. Y es que los argentinos, que vienen de situarse sextos del mundo tras conquistar Twickenham por primera vez el pasado noviembre, han ganado a Francia en cuatro de los últimos cinco duelos, cayendo en el último por un solo tanto. Además, la mayor parte de sus jugadores milita en el campeonato francés y entre ambas selecciones hay pocos secretos que guardar.

La albiceleste busca alcanzar los cuartos de final que ya disputaron en 1999 y para ello cuentan con el mejor combinado de la historia, pero deberán sobreponerse a los problemas derivados de la falta de sintonía entre jugadores y Federación y a un puñado de lesiones. Los albicelestes cuentan con la magia y la imaginación de Juan Martín Hernández y con hombres tan sólidos como Agustín Pichot, los hermanos Contepomi y Nani Corleto.

En el grupo A, no habrá problemas para que Nueva Zelanda sea primera de grupo, con lo que luego esperaría al segundo clasificado del ‘grupo de la muerte’ en cuartos. El segundo billete en este grupo se lo tendrán que jugar Escocia e Italia, un resultado que hace un par de años no entrañaría dudas, pero que ahora mismo no pueden asegurar los del ‘cardo’, que ya saben lo que es perder con Italia. Este año, incluso, lo han sufrido en Murrayfield, el mismo escenario de su duelo mundialista.

La despedida de dos ilustres
Australia, en el grupo B, llega a Francia con sus principales jugadores, el apertura Stephen Larkham y el medio melé George Gregan, acabando ciclo y que buscarán tras el Mundial el millonario retiro europeo. Pese a no estar en su mejor momento, como se vio en el pasado Tri Nations, los ‘Wallabies’ siempre deben ser tenidos en cuenta. Por algo buscan su tercer título mundial. Junto a ellos, País de Gales deberá asegurar su billete a los cuartos de final, ya que Fiji, Canadá y Japón no deben ser amenazas serias, donde se deberían encontrar con Inglaterra, a la que vencieron en el último partido del pasado VI Naciones. Eso sí, los galeses deben completar su proceso de renovación.

Por último, en el grupo A, la actual campeona recupera, tras un calvario de lesiones, al héroe del 2003, un Jonny Wilkinson que precisamente se perderá el estreno ante EE.UU. por un percance en su tobillo. Eso sí, los ingleses deben sobreponerse a la ‘caída en picado’ sufrida tras el gran éxito del Telstra Stadium de Sidney de hace cuatro años, pues desde entonces no sólo no han conquistado el VI Naciones, sino que incluso han salido de los seis primeros puestos mundiales. Algo inaceptable en el país que inventó este deporte. Su rival más duro será una Sudáfrica que aspira a todo con la delantera más en forma del mundo.