FINAL AUTONÓMICA S16

Antes de nada nos gustaría felicitar a todos los jugadores y padres por la gran temporada que han realizado. Al final, todos los días de entrenamiento en fallas, navidades, pascuas y fines de semana han tenido su merecido. Porque ganar la final no ha sido un premio, sino el resultado del trabajo, sacrificio y esfuerzo que hemos realizado a lo largo de este año y un ejemplo de que este equipo puede conseguir todo lo que se proponga.

Hablar de un partido así nunca es fácil pero vamos a tratar de hacerlo de la manera más objetiva posible…

El partido comenzó con una concentración hora y media antes de que sonase el pitido inicial. Momento en el cual debíamos vendar a nuestros chicos (Gracias Matthis por echarnos una mano) para luego dejar que Toni Ruz se encargase “de ver cómo están los ánimos” y preparase a los chicos para ganar. Como consecuencia, desde el calentamiento se vio a un equipo concentrado y con ganas de saltar al campo.

Durante toda la primera parte el equipo se mostró nervioso, algo falto de ideas desde la delantera y con serias dificultades para atacar el espacio lejano (donde realmente se encontraba el punto débil del rival). A ese juego en corto se le sumó la fiereza del rival que nos dificultaba mucho asegurar los rucks y ganar metros en ataque. Lo cual se tradujo en un dominio territorial del CAU que nos encerró en nuestra 22 y nos obligó a dar lo mejor de nosotros mismos en defensa, frustrando una y otra vez las acometidas del rival con un defensa que presionaba, era contundente y disciplinada. Pese a todo, nos mantuvimos fieles a nuestro estilo y planteamiento inicial y nos abstuvimos de patadas “útiles” que nos habrían llevado a jugar fuera de nuestra 22 (entendemos que para muchos esta idea de rugby a la mano en cualquier zona del campo es complicada y que os lleva al borde del infarto, pero los chicos saben que es lo mejor para nuestro estilo y nuestra apuesta de desarrollo de habilidades). La primera parte acabó 0-0 aunque moralmente nos anotamos un tanto por ser capaces de aguantar situaciones críticas sin apenas gasto de energía.

Al comienzo de la segunda parte vimos un equipo fresco capaz de imprimirle una marcha mas del partido, esto se tornó en un dominio claro por parte de nuestros chicos que en defensa se encontraron muy cómodos, en ataque con mucha mas confianza y criterio, gracias a lo cual encadenamos largas fases de conquista que nos llevaron al ensayo a los pocos minutos del comienzo de la segunda parte. Tras lo cual y gracias a la excelente forma física de nuestros 15 guerreros (como le gusta llamarles a Toni) seguimos subiendo la intensidad del partido y ganando verticalidad en ataque, logrando 3 ensayos. En los últimos 10 minutos con el cansancio y los cambios por parte de ambos equipos, el partido se tornó desordenado y el juego pasaba de un lado del campo sin haber un claro dominador, situación que se tradujo en un ensayo para cada equipo llegando así al resultado final de 26-5.

Remarcar:
– la disciplina que nos llevó a reducir al mínimo los golpes de castigo,
– la comunicación tanto ofensiva como defensiva que nos facilitó realizar una buena presión y una adecuada toma de decisiones,
– el reciclaje de jugadores en ataque y el dinamismo de los mimos que hacían que un primera línea pudiese efectuar un lanzamiento de 3/4 desde el puesto de “9” o incluso desde el “apertura”.
– la seguridad de los rucks
– la interpretación de los tiempos de partido y del juego del rival.

Esto nos acerca al objetivo del equipo: lograr que sobre el campo haya 15 jugadores de rugby capaces de interpretar el juego, conocer cuál es su función en cualquier momento del partido y que se atrevan a tomar decisiones con y sin balón.

Muchas gracias al CAU por esta magnífica temporada y por esta gran final. Recordad que no hay final honrosa sin un rival digno.

De nuevo dar la enhorabuena a todos los chicos por la gran temporada que están haciendo, pero recordad esto es solo un paso hacia lo que nos queda por delante. Llegamos en nuestro mejor momento de juego y de físico ahora solo queda seguir trabajando y dar nuestro 110% en el campeonato de España.

Por último me gustaría agradecer a Toni Ruz, a Javi del club de JUDO RONIN y a la incombustible Soraya por su ayuda a lo largo de la temporada. Esta victoria también es suya.