Crónica S12 Verde 4 de febrero

CAU GUEPARDOS – TECNIDEX VERDE

Este sábado el grupo de S-12 tenía dos citas de carácter diferente. Una más tempranera en el río con nuestros amigos del CAU y otra más tardía en 4 Carreres con los de UER Moncada.
A las 9:30 estábamos convocados para enfrentarnos a uno de los equipos, como ya sabíamos, más complicados y con los fundamentos más trabajados de la liga local.

Aunque la seriedad con la que acudieron los chavales al encuentro se trasladó bien pronto a un calentamiento en el que se les veía enchufados, el comienzo del choque dejó claro que iba a ser un partido bastante exigente.

Ya desde el pitido inicial ambas escuadras se lanzaron a tumba abierta a disputar cada balón y cada metro como si la vida les fuera en ello. Se vieron placajes de todos los colores y daba gusto ver como se sucedían las penetraciones y descargas a un compañero que continuaba el avance tanto en un equipo como en el otro.

El desgaste fue enorme desde el inicio y eso también se notó en el hecho de que el CAU, leyó mucho mejor la situación, amén de contar con unos jugadores con muy buenas maneras y técnica, y desplazó el balón al exterior aprovechando la mayor concentración de nuestros jugadores que se implicaban en número excesivo en la defensa de primera cortina, dejando las alas bastante desprotegidas. Esto hizo que los ensayos empezaran a caer a favor del CAU, merced a unos apoyos constantes entre sus jugadores que entraban en penetración y unas descargas y aperturas rápidas a sus jugadores exteriores.

Lejos de desanimarnos y aunque costó al principio rearmar al equipo, éste aguantó el chaparrón y nunca perdió la cara. Si en primera línea, Ximo, Emi, Pau y Javi se peleaban por cada conquista del balón en cada mélé , en cada cada maul y en cada ruck, la segunda formada esta vez por un bravo e implicado Manu y un tremendo Oscar en la presión defensiva, no les puso la tarea fácil a la delantera rojinegra. David mostró como siempre una serenidad y una viveza enormes en su tarea como medio melé, alimentando a una línea de tres cuartos que, capitaneada brillantemente y con mucha autoridad por Gonzalo en su labor de apertura, hizo auténticos estragos gracias a las carreras de Curro, trabajador incansable también en el placaje y de nuestro MVP de la jornada, Jaume Gelde. Más habituado a “ganarse las habichuelas” en la mélé, esta vez jugó como centro y daba gusto verle penetrar la línea contraria como un cuchillo en la mantequilla en ataque y derribando incansablemente a todo rival que tenía la mala fortuna de cruzarse con él en defensa. Si espectaculares fueron los incontables placajes de Jaume, no menos lo fueron los de nuestra otra bestia placadora, Mario. No es el más grande de nuestros jugadores en tamaño, pero además de su rapidez y sus eléctricos slaloms sorteando rivales, es un gusto ver los placajes que mete y el sábado volvió a sacar todo un muestrario de cómo se derriban oponentes mucho mayores, demostrando que si vas abajo y con determinación, hasta el “árbol” más grande cae por su propio peso.

En esta labor defensiva y aunque están en su primer año, también hay que mencionar el pundonor y la progresión que en estas lides de gestión del contacto están ya realizando tanto Clemente como Carlos, dejando claro que han venido para quedarse en este deporte duro, pero tan divertido y apasionante.

En conclusión, como les dije tras el partido, éste fue uno de esos encuentros de los que más satisfechos se tenían que ir. No perdieron la cara y aunque el resultado finalmente fue abultado en nuestra contra, todos y cada uno de los chicos se vació y dio todo lo que tenía mostrando una actitud buenísima.
Además hubo muchas cosas buenas que también son de destacar y que se va viendo como los chicos van asimilando. Como ejemplo de esto y objetivo básico de esta temporada, el trabajo con los postes defensivos y la subida en presión que ya se va viendo que realizan de manera mucho más ordenada y efectiva.
En definitiva, un partido más que, además de la diversión que se reflejaba en sus rostros y a pesar de sus rodillas magulladas, les sirvió para seguir creciendo como jugadores de rugby.

Alineación:
Ximo, Emi, Pau G., Óscar, Manu, David, Gonzalo, Jaume, Curro, Clemente, Mario, Javi P., Carlos C.