Cronica S12 10/12/2016

Este pasado sábado iniciamos nuestra andadura en la Competición Autonómica; nada mejor que un desplazamiento en autobús hasta el campo del Pantano de la Vilajoiosa donde los amigos vileros nos volvieron a demostrar el buen trabajo que a pesar del cierto aislamiento rugbistico de escuelas están llevando a cabo en esta ciudad con un palmarés senior envidiable. Salimos bien pronto hacia la Vila desde 4 carreres, con una puntualidad casi británica. Los viajes en autobús tienen una doble cara, por un lado los chicos hacen piña y disfrutan del recorrido jugando y explicándose sus asuntos de estado y por otro dependiendo de la distancia recorrida su nivel de adormecimiento al poner los pies en el campo en directamente proporcional. Tras un calentamiento y reconocimiento de un terreno de juego de hierba natural como quedan pocos y novedoso para muchos de los jugadores; desde la dirección técnica y tras la charla con el arbitro se les pidió que en la medida de lo posible hicieran las tres cosas sobre las que estamos haciendo hincapié esta temporada: subir a la presión defensiva, placar con cierta contundencia y mover el balón antes de ser “atrapados”. Son los pilares sobre los que los entrenadores creemos que pueden desplegar mejor su juego, y sobre el que insistimos durante los entrenamientos semanales.

Tras decisión consensuada con el árbitro se pactaron dos tiempos de 15 minutos, en un campo de césped natural al que les costó aclimatarse desde el primer minuto. El conjunto vilero disponía de tres delanteros al uso, grandotes y que mantenían la verticalidad, y que como debe ser en las dos primeras fases del juego dejaron claro que no iban a ser fáciles de parar, avanzando muchos metros y colocándose en pocos minutos a escasos metros de nuestra zona de marca. Si bien es cierto que cuando recuperamos el balón no supimos penetrar con amigos y el jugador que iba solo contra el muro vilero rápidamente perdía el balón ante la incapacidad para limpiar los rucks ante jugadores de mayor envergadura. Se sucedieron las fases y llegaron las primeras melés, en las que todo y la diferencia de peso cabe decir que nuestros chicos hicieron un buen trabajo de fondo, que no dio resultado en la recuperación del balón durante la primera parte. La Vila movía el balón bastante rápido, llegando a hacer varias cruces y entradas de jugadores en falso bastante bien estructuradas que nuestros chicos leyeron y supieron defender gracias a la carrera en paralelo y sin avance que elaboraban los blanquiazules. Finalmente llegó el primero de los ensayos locales en una jugada de saque rápido de golpe a escasos metros de nuestra zona de marca, y tras haber reiterado en no haber mantenido la distancia al golpe en dos ocasiones.

Una rápida acción de los jugadores más explosivos locales, y una mala y lenta
recolocación de nuestros chicos permitieron abrir el marcador a favor del conjunto local. Posteriormente hubo varias fases en las que las patadas de uno y otro equipo se sucedían sin ton ni son –evidenciando que por un lado les encanta el juego al pie, pero que aun no lo aplican con cierto criterio- y de nuevo el rápido movimiento de balón de los locales volvía a acercarles hasta nuestra zona de marca. Una defensa excelente neutralizó un par de posibles ensayos, pero territorialmente no éramos capaces de avanzar muchos metros y alejar la presión hacia su zona de ensayo. Nuestros jugadores se enzarzaron en cambios de pie y dirección que en un campo de estas características no resultan tan eficaces ni explosivos, al tiempo que los jugadores de la Vila sí que subían a la presión con muchísima velocidad neutralizando cualquier acción del RCV y obligándonos a construir rucks que en la mayoría de los casos nos limpiaban con bastante contundencia. De nuevo el rápido movimiento del balón y la falta de placaje ante sus jugadores mas grandes les permitió sumar un nuevo ensayo para el conjunto vilero, sin que nuestros jugadores fueran capaces de reaccionar con celeridad.
Uno tras otro nuestros avances eran detenidos antes de que el balón pudiera seguir circulando de mano en mano, por falta de apoyos o por no querer despegarse del oval. La ultima jugada de esta primera parte anunciada por el arbitro se producía de nuevo frente a nuestra zona de marca, un primer golpe que sacaron con rapidez y que al no respetar la distancia el RCV les hizo ganar de nuevo mas metros y un Maniquí Challenge en toda regla de nuestros chicos permitió a la Vila ensayar sin oposición y poner los 3 ensayos en el marcador.

Evidentemente la charla de rigor durante el descanso tuvo un marcado discurso reaccionario, y un refresco a los conceptos que les había pedido y que de momento con ciertas excepciones no se estaba llevando a cabo, pero en un deporte de equipo, no sirve que uno o dos hagan si el resto no secunda la acción. Tras la airada exposición de la inaptitud mostrada en el terreno de juego y exponiéndoles que la Vila tampoco tenia mayores virtudes para el Rugby de las que ellos disponían, uno de los jugadores pidió permiso para hablar en el circulo. Juancho habló con sus compañeros, les miró a todos y cada uno de ellos diciéndoles textualmente “ chicos es un problema de creérselo o no, es una cuestión mental, hemos de salir al campo creyendo que somos capaces de hacerlo mejor que hasta ahora…no son para nada mejores que nosotros, no juegan mejor, ni son mas fuertes, lo único que nos pasa es que creemos que ellos nos superan y se trata de que salgamos y demostremos que no es así, que tan solo está en nuestra cabeza y que vamos a conseguirlo…” Acababa de convertir el circulo a secas en un circulo restaurativo y evidentemente ante el discurso no os podéis imaginar mi grado de alucine positivo. Juancho les había empoderado, desde su misma atalaya, como uno más, y sin duda en la segunda parte el cambio se vio desde el primer minuto. Los chicos salieron lo que se llama enchufados, hablando entre ellos en las distintas fases estáticas sobre como elaborar jugadas, moviendo el balón en los saques rápidos de golpe – habiendo aprendido y asimilado la técnica del conjunto local- hasta que llegó la recompensa del ensayo, en una jugada de conjunto que remató Javi en la esquina vilera. Se vinieron arriba, y les plantaron cara presionándoles, ganando metros con las entradas de Rafeta, un descubrimiento de delantero pequeño pero desconocedor del miedo. Axel perfectamente colocado en la línea atento a la llamada de David en las subidas a presionar, que le permitían robar balones y ahogar el ataque. Arnau combativo como pocos luchaba por cada balón de forma incansable, Gonzalo abría el balón y dirigía las jugadas pactadas entre su línea, Carlos de Ramón le dejó claro al pilar contrario que no iba a volver a avanzar ni un metro mas la melé mientras él estuviera allí, Rodrigo pescaba balones con esa picaresca que domina a la perfección propia de prestidigitador, Mario caracoleaba metros y metros hasta que al menos tres jugadores contrarios conseguían pararlo, Javi insistía una y otra vez en volver a ensayar, llegando a estar a punto de hacerlo aunque el arbitro consideró que el balón se había caído hacia delante antes de ser posado, Juancho como buena pieza clave talonó todas nuestras melés cambiando el curso de la recuperación del balón como había sucedido en la primera parte, Asier alternaba la soledad del zaguero con el juego de apertura y siempre que disponía del balón abría una o dos puertas en la defensa vilera antes de ser interceptado, y por último Carlos Pérez-Marsa tras una jugada de movimiento del balón de una lado al otro, desplazando toda la defensa vilera conseguía internarse hasta la esquina de la zona de ensayo y poner el 3 a 2 en el marcador con un margen de minutos aun por disputar. Todo había cambiado, todo era posible, y no iban a dejar escapar la oportunidad, se vinieron arriba y creyeron en ser capaces de volver a ensayar, y evidentemente los jugadores locales percibieron perfectamente que les superaban y tan solo alejaban el balón jugando al pie una y otra vez, hasta que finalmente tras el aviso del arbitro de ultima jugada lanzaron el balón a la touch en vez de jugarlo ante el asombro de nuestros chicos.

En definitiva un excelente primer partido yendo de menos a mas, con varias cosas en las que seguir trabajando, pero con un cambio de actitud frente a un rival muy sólido. Destacar de nuevo la gratitud de las palabras de Juancho ante sus compañeros, y el ejemplo de los padres animando desde la banda, sin mas indicaciones que las de alentar su esfuerzo. Es muy de agradecer ante las constantes referencias que algunos jugadores siguen haciendo sobre las decisiones arbitrales, y os pedimos que sigáis ayudando con vuestra actitud a diferenciarnos de otros deportes y a seguir inculcándoles que nunca se cuestiona ninguna decisión. Se que es difícil ya que la cultura deportiva de este país nos taladra con imágenes en las que se ve todo lo contrario, y por eso os animo a que visionen mas rugby y vean la importancia de alejarse rápidamente del balón cuando hay algún golpe de castigo o asumir con la mayor deportividad cualquier decisión que se les indique. Gracias por hacer más fácil esa labor.

Hubo un segundo partido también contra la Vila pero en el que nuestros chicos sumaron 4 excelentes jugadores del Alicante, que disfrutaron junto a sus nuevos amigos del rugby y que les ayudaron a seguir creyendo que a pesar de no disponer de tantos compañeros de juego en sus ciudades siempre hay sitio para uno mas en el terreno de juego para disfrutar del oval. En este segundo encuentro amistoso, la Vila volvió a demostrar que tienen un conjunto muy cohesionado y con un buen trabajo técnico, mientras que nuestros chicos se fueron contagiando de los comentarios de unos y otros sobre la dureza del contacto del conjunto local, hasta que finalmente tan solo se escuchaban reproches y quejas que evidentemente permitió a los blanquiazules avanzar en dos ocasiones el marcador. Me quedo con lo positivo de la foto final donde jugadores locales, del Rugby Club Valencia y de Alicante posaron tras un excelente día de rugby.

A seguir entrenado y disfrutando, gracias a los jugadores, a José Ramón delegado del S10 que hizo los honores con los S12 y a los padres y madres por estar ahí animando. Amunt RCV!

Equipo:
Rodrigo, Asier, Rafeta, Axel, Carlos de Ramón, Gonzalo, Arnau, Juancho, Mario, Javi Matoses, David y Carlos

La Vila – RCV Naranja 15 – 10
La Vila – Combinado RCV/Alacant 10 – 0

#TotsSumem
#TodosSumamos