Crónica S-12 Trobada de Puçol

La última trobada de la temporada tuvo lugar en el Polideportivo Municipal de Puçol, gracias al trabajo de la UER Montcada por difundir el rugby allá donde no hay equipos. Las instalaciones eran muy buenas (césped natural, cuanto te vamos a hechar de menos los románticos!) y la mañana era perfecta para jugar al rugby, con sol, sin viento y con una temeperatura agradable. En esta ocasión presentamos dos equipos, que se enfrentaron a Alzira y Tavernes en primera instancia.

El partido contra Alzira no tuvo mucha historia. Nuestros jugadores salieron con confianza y desplegaron un muy buen juego en ataque, siempre buscando la continuidad y prácticamente monopolizando la posesión del balón. Si hay que poner un pero al partido fue la falta de contundencia en algunos rucks y la falta de concentración durante cinco minutos, que dio como fruto el único ensayo del Alzira en el partido.

Contra el Tavernes la historia fue parecida, victoria muy clara pero un poco blandos en defensa. En la primera jugada del partido se adelantó el Tavernes tras varios fallos en el placaje. Una vez que nos hicimos con la posesión empezamos a imponer nuestro ritmo, con jugadas de varias fases y moviendo bien el balón, pero conforme caían los ensayos de nuestro lado nos olvidamos del juego en equipo y buscamos más la jugadita personal. Tenemos que seguir jugando igual todo el partido, es imprescindible para seguir mejorando. Si tenemos una ventaja cómoda podemos jugar con calma, observar mejor la situación de la defensa y atacar en consecuencia.

El siguiente partido fue contra el Tatami, bastante igualado pero que finalmente se llevarían ellos. Hicimos un buen trabajo en las fases estáticas, robando algunas melés, pero pudimos defender mejor. Tenemos la manía de placar arriba a los jugadores más grandes, lo que nos hace perder metros y fallar muchos placajes.

Para acabar la jornada quedaba el plato fuerte: el CAU. Llegamos justos de efectivos entre lesiones y compromisos varios (lo único malo de la trobada, que se alargó demasiado) pero como siempre fue un partido muy exigente, muy intenso. Cada punto de encuentro era una batalla tremenda. En ese sentido, muy buen trabajo de la delantera en las abiertas, llegando bien los apoyos y asegurando las posesiones. Nos faltó más contundencia al atacar por el eje por la falta de profundidad. Muy bien los tres cuartos moviendo el balón, que consiguieron un ensayo muy bonito por el ala tras jugar rápido un golpe de castigo. La igualdad del partido se rompió en un minuto en el que encajamos dos ensayos, el 2º especialmente doloroso: tras el saque de centro, el jugador que recuperó el balón se fue directo a la zona de marca aprovechando varios fallos de placaje por nuestra parte. Nos volvimos a acercar en el marcador, pero ya casi sin tiempo el CAU sentenció el encuentro: 4-2. Este fin de semana nueva oportunidad para los nuestros de medirse al equipo rojinegro, en lo que será la última jornada de la liga regular. Seguro que merecerá la pena y que veremos un gran espectáculo.

Nos vemos el viernes en el Liceo!