Crónica S-10.1-03-014.

Yo anduve con un zombi.

Buen provecho desde el ingenio de la historieta. ¡Aghgggh, buu buu, ñam ñam, uff, puag puaff, brrrr! Grita Arnau de la Cuadra, mientras en el horizonte un ensangrentado sol fulmina las nubes mañaneras.
Una jornada de horror y juego patatero se prepara en el campo del río. El hechicero vudu Vicente convoca a sus jugadores esclavos: ¡Muévete u te mato! Demacrados, ojerudos, la ropa hecha jirones, el equipo zombi se descoloca en el campo. La lengua pastosa y las piernas más lentas que el caballo del malo, los zombis son caca de la vaca en el campo de juego, aunque los humanos del CAU, con el coco protegido por su casco antizombis, huyan despavoridos hacia la línea de ensayo.
Sergio descarga su furia caníbal , y saciada la sed de vísceras sanguinolentas gansea por el terreno de juego. El brujo vudu cambia de estrategia, pero los zombis están con la caraja. Corren, retozan, saltan, cabecean, luchan y son feos, y se olvidan del balón. Sebas, Mateo y Pau pelean a mordiscos por el dedo izquierdo del pie derecho de un desgraciado delantero. Samu, Manuel y José María han conseguido arrancarle el casco al desdichado medio melé y le quieren sorber el coco. Y Rubén, Vicente y Matheo aprecian más el jamón rosado que la pelota.
Los del CAU gritan como locas:¡Socorro! Pero se llevan la pelota. En la melé no talona nadie, mientras la primera línea le come la oreja al contrario, y algunos a falta de mejor bocado se meriendan las botas de tacos. ¡Vaya ensalada de rugby guarro! Menos mal que es carnaval.
Saciada el hambre, los zombis se retiran, pero el juego continua; y otros zombis majaretas aparecen en el umbral de la locura.
¡Que me cago!- grita el capitán del CAU rojo.
¡De miedo, cobarde!- responde Gonzalo.
En efecto el baile zombi sigue, con su ritmo sincopado, y el paroxismo vudu llega a su clímax: Luisón, Carlos y Juancho han agarrado a uno del cuello, pero no puedo contar lo que le han hecho. Todos salen corriendo, los del CAU pidiendo auxilio, los zombis más carne y Héctor , Ivanchut y Artur le han mordido al árbitro que pita como loco. David Marco y David Meis, aunque tienen nombre de rey, son unos zombis canallas, más atentos a los tobillos peludos, que a la pelota.
A pesar de esta hecatombe caníbal, Dany y Alex no se han olvidado de jugar al rugby.
Superado el pasillo de rigor, en el que los zombis se han quedado solos, vitorean a su mecenas: ¡Tecnidex, Tecnidex!
Callos en el tercer tiempo.
Zombi o granuja: ¡Entrena con ganas, y sé fiel a tus amigos!

Resultados: CAU 7-RCV 4. Ensayos: Sergio (4).
CAU 8-RCV 5. Ensayos: Dany (1), Alex (4).