Crónica Madrid 28-11-015.

Mano de hierro en guante de seda.

Buenos días desde la máquina de pergeñar crónicas. 28 de noviembre de 2015, vamos de Madrid al cielo con mr. Francis. Así comenzaba nuestro periplo como equipos invitados a la jornada de las escuelas de rugby de la federación madrileña.
Sin novedad, e intentando algunos de los acompañantes conciliar un sueño reparador, llegamos a los campos de Orcasitas, donde numerosos chicos ya están practicando en el césped.
Sin más dilación ser organizan los equipos y se ubican los campos de juego. Los S-8 se van contentos con sus entrenadores, y los S-10 ya calientan a la espera de las consignas arbitrales. Hoy debutamos con mêlée y talonaje disputado. Nuestro primer rival es el rugby Alcalá, un equipo como casi todos bien pertrechado y combativo. Pero si el partido comienza con igualdad en los lances del juego, pronto conseguimos romper la defensa contraria y logramos el premio del ensayo. Aunque quizá priman las acciones individuales de nuestros campeones Álvaro y Asier, sobre las jugadas en equipo que resultan más gratas para todos.
Desde una mêlée en medio campo, Asier tragabolas abre para su apertura un buen balón, está vez Álvaro no busca escaparse como un bandido, pasa la pelota a Rafeta adalid del juego perturbador, no sabemos si la va a cagar (con perdón) o nos sorprende con una jugada genial. Y esta vez el balón llega a Fran que siempre intenta correr rectilíneo, es frenado en su camino y tiene que asistir el balón desde el suelo, al ruck acuden como lobos hambrientos a la carnaza Nacho y David; y el balón vuelve a salir limpio a manos de Asier para Álvaro que encuentra a Iván, otro que no se sabe si escapa por el hueco o es que se ha caído, de tan lanzado que acude al jaleo, pero antes de que lo atrapen sirve la pelota para Ximo que llega en carrera como toro embolao, y nadie ya consigue pararlo.
Tras el descanso el juego prosigue, y aunque Alcalá ha logrado dos buenos ensayos, nos acercamos a la cifra mágica. Franky, que ha pescado un balón en río revuelto con astucia, pasa a Oscar que en posición de ala madrina avanza por la banda, choca sin contemplaciones y descarga para Luca, rápido y certero como una flecha, se apoya a su vez en el fogoso Jorge, parece que va alcanzar la línea de marca pero es cazado, y al relevo llega Rodrigo, como caballero al rescate, que levanta el balón y se lanza en la zona de marca. Resultado final “8-2”.
Un buen encuentro de inicio con un resultado de “fábula”, pero muchas veces quien supera grandes peligros, puede ser víctima de otros mayores.
Cambiamos de campo, del césped artificial a… un terreno de juego en penosas condiciones, pero ahí no reside el peligro, si no en el equipo de Alcobendas, disciplinado, rudo y eficaz. Aplican aquello del fortiter et suaviter, energía en la doctrina suavidad en las maneras, o sea mano de hierro en guante de seda. Un estilo de juego del que nos sentimos deudores, y es urgente poner en práctica. Nosotros lo intentamos lanzando al ataque suicida a los más intrépidos: David, Álvaro, Asier, Jorge… Ximo, que fue el único que conseguía avanzar metros pero en vano. La presión y los placajes certeros frenaban todas nuestras acometidas. En los puntos calientes también se empleaban a fondo los de Alcobendas, y a veces su ímpetu era castigado por el árbitro, y eso nos daba un respiro.
Pero de nuevo el fracaso en ataque propiciaba su respuesta letal. Al caer una vez y otra vez bajo la presión contraria, como mosca en tela de araña, empezó a cundir el desánimo. A duras penas conseguíamos aguantar el empuje de Alcobendas. Mano de hierro en la defensa, guante de seda en el ataque, desplazando con criterio y técnica el balón lejos del contrario y encontrando el hueco por las bandas, Alcobendas lograba ensayar, sencillo y eficiente. Termina el encuentro sin que lográramos un solo ensayo, pero aprendiendo una buena lección de nuestros rivales.
Apenas sin descanso sigue la rueda de partidos, esta vez dos encuentros al mismo tiempo. Y hay que recurrir de nuevo a esas pequeñas bestias del rugby, los S-8 acuden alegres y confiados como Caperucita, sin sospechar que tras los palos se esconde el Lobo feroz. Pero estos chicos ya demostraron que no temen a nada ni a nadie.
Si Rafeta, Iván y Luca, junto al refuerzo S-8 se preparaban para enfrentarse a Soto del real; justo al lado el equipo verde se las tenía con otra fuerte escuela madrileña: el CRC Pozuelo. Y aunque esta vez tampoco lograron superar al competidor en el marcador, pudimos observar un juego más ordenado en defensa, loables intentos en ataque moviendo el balón con criterio y jugando en equipo.
En el otro campo disfrutamos del juego chispeante y alocado de los más chicos. Si Soto del real, con sus jugadores más despiertos, jugaba rápido apenas el árbitro ponía el balón en juego, ahí aparecían para arrojarse con valor a las piernas del contrario Ibu, Manuel y Héctor. Carlitos intentaba escapar sin remedio, y Sergio junto a Isma traspasaban con pericia la defensa en varias ocasiones.
A las órdenes de los capitanes Luca, Iván y Rafeta las pequeñas bestias jugaban con alegría (à coeur joie), sin reparar en gastos superfluos; y vino a rematar la faena, en dos ocasiones con un juego musculoso y rompedor, nuestro explosivo talonador Alexis. Una victoria pírrica para Soto del Real que a nosotros nos sabe a dulce caramelo.
Tras reunir a la plebe menuda, comida en Carabanchel con abundante menú infantil, y alguna caña fresquita. Un animado regreso en el fondo del bus, con canciones a cargo de Manolo y Fran.
Y mr. Francis nos llevó a casa sanos y salvos, mientras se oían los gritos de: ¡Bruno, Bruno, Bruno vete ya!
¡Entrena con ganas, y sé fiel a tus amigos!
Muchas gracias a todos los que habéis compartido esta jornada de rugby en el Foro. Entrenadores S-10.

Jugadores: Nacho, Franky, David, Fran, Álvaro, Rafeta, Iván, Ximo, Oscar, Rodrigo, Jorge, Luca Y Asier. S-8: Carlitos, Isma, Sergio, Alexis, Ibu, Héctor y Manuel.
Resultados: RCV blanco 8-Rugby Alcalá 2. Ensayos: Asier (2), Álvaro (4), Ximo (1), Rodrigo (1).
RCV verde 0-Alcobendas 6.
RCV verde 1 (Ximo)-CRC Pozuelo 4.
RCV blanco 2 (Alexis)- Soto del Real 3.

P.S: Y estimados lectores no se dejen embaucar por imitadores con mini artilugios escribanos. Que sea un mono, o que escriba una crónica, la peor especie es el autor.