Crónica M10

El sábado pasado fue un gran día. Jugamos contra el CAU la semifinal, la primera semifinal para muchos de los jugadores. El resultado final fue 15-20, para nosotros, lo cual nos ha dado el pase a la final contra el Abelles R. C. Y en el segundo encuentro de la mañana (liga de plata) nos enfrentamos de nuevo al CAU, esta vez perdiendo por un único ensayo.

La victoria es de todos vosotros, de todos los jugadores. Gracias a vuestro compromiso y sacrificio hemos logrado lo que a principio de temporada parecía imposible. Los primeros resultados señalaban que no podríamos vencer nunca al CAU y Abelles, hoy estamos en la final, ¿quién nos lo iba a decir? Los entrenadores confiamos en vuestro potencial desde el primer día y no nos habéis defraudado, sois muy grandes chicos. Pero aún nos queda un último partido de liga, una final, vuestra primera final, un último esfuerzo.

Crónica del partido (liga de oro):

El partido lo jugamos en Quatre Carreres, todo apuntaba a que llovería pero no fue así. Desde el principio estuvimos muy concentrados, tanto en defensa como en ataque. Jugando con calma, y tomando buenas decisiones (no siempre tenemos que jugar rápido, hay que pensar, jugar con inteligencia). Demostrasteis haber captado perfectamente la colocación en defensa, sin dejar huecos en el exterior, sin estar todos revoloteando entorno a los rucks y mauls. El CAU entró muy concentrado, y pese a nuestro dominio inicial, un error de placaje permitió que un jugador del otro equipo se recorriese todo el campo y marcase el primer ensayo para ellos. Con todo, no nos vinimos abajo, continuamos trabajando, mantuvimos nuestro estilo de juego y anulamos al rival, gracias a esta tranquilidad logramos el empate.

Pero esto es una semifinal, el CAU no se rindió y vivimos momentos en los cuales cualquiera de los dos equipos pudimos ensayar. Pese a todo, el rival volvió a adelantarse en el marcador a falta de una parte, 12 minutos nos separaban de la final. Los jugadores supisteis creceros ante la adversidad, y de nuevo empatamos el partido. Los últimos minutos se jugaron con una intensidad increíble para la corta de edad de los jugadores, cualquiera pudo llevarse el partido, pero en la última jugada y tras una serie de fases en las que dimos muestra de una gran velocidad de juego, ensayamos y nos llevamos la semifinal. Ahora nos queda el Abelles, un partido, los deberes están hechos, solo tenemos que disfrutar de esta oportunidad y hacer lo que sabemos hacer, jugar a nuestro rugby y que gane el mejor.

Quiero felicitar al CAU Valencia, que demostró un gran nivel. Cualquiera de los dos pudimos llevarnos el partido. Así mismo, nuestro rival hizo gala de una gran deportividad, siempre es un placer jugar con vosotros, es un honor tener un equipo así en nuestra liga.

En esta ocasión no queremos nombrar a nadie en particular, TODOS, insisto todos; tanto los jugadores (suplentes y titulares, los que jugaron y los que no), como los padres/madres/abuelos/abuelas/tíos/tías; habéis hecho posible llegar a la final. Muchas gracias a todos, ahora tenemos un partido más que jugar, un último empujón y al Campeonato de España.

Crónica del partido (liga de plata):

Nos enfrentamos al CAU de nuevo. En esta ocasión sí que llovió. Aún con el tiempo en contra, y con el historial de derrotas que cosechábamos contra este rival, hicimos un gran papel, escapándose el partido por un único ensayo. Si el otro partido demostró el progreso del equipo, este lo hizo aún más si cabe. Los jugadores que disputasteis este encuentro distéis muestra de la gran mejoría que habéis conseguido gracias al trabajo diario, a la ilusión y al amor que le tenéis al rugby. Hay que mejorar un punto en concreto, no nos falta técnica, no nos falta conocimiento del deporte, solo nos falta una pequeña característica; garra, empuje y agresividad (en el sentido positivo de la palabra). Se nos escapó la victoria por este asunto, pero no os preocupéis, es algo que se gana con el tiempo y con la experiencia, es algo que sin duda conseguiréis, tiempo al tiempo. Muchos de vosotros habéis empezado a jugar este año, y pese a vuestro tamaño (como siempre somos un equipo de canijos, es algo que va con el Rugby Club Valencia, no somos grandes, pero solo en tamaño) le plantasteis cara a todo un gran equipo como es el CAU Valencia.

Aprovecho esta crónica para daros la enhorabuena ya que, aunque no lo sepáis, estamos en la final. Otra final, esta vez contra el CAU “B”. Otra oportunidad que os habéis ganado a pulso, por la que habéis trabajado y de la que, sin lugar a dudas, disfrutaréis como lo que sois, unos GRANDES jugadores. Chicos, os lo habéis ganado a pulso, día día, entrenamiento tras entrenamiento, golpe tras golpe. Ahora recoged lo sembrado, recoged la recompensa y jugar la FINAL como nunca antes lo habéis hecho, esta oportunidad es algo que no podéis desaprovechar. Personalmente, el resultado no importa, para nosotros habéis ganado, ya habéis conseguido lo imposible (entre comillas, MUY entre comillas).

Es un orgullo entrenar a este grupo, sois únicos. Esta es la primera final de muchas que os quedan por jugar, tenéis una gran proyección, no abandonéis nunca este deporte. Lo bonito del rugby es que no importa tu tamaño, si trabajas te devolverá tu esfuerzo y sacrificio. En esta ocasión el rugby os ha recompensado, el deporte no siempre es justo, pero en esta ocasión lo ha sido.

Muchas gracias a todos, de corazón. Un último esfuerzo, no bajéis la guardia ahora.