Crónica M-16 verde contra Cau A

Jugadores, leed la crónica hasta el final.

Ayer sábado nuestro equipo verde de los M-16 jugó su último partido de la segunda fase de la competición. Asistimos a un grandísimo partido ante un grandísimo rival, lo que hizo disfrutar al público que se acercó a animar como siempre.

En cuanto al juego, hay mucho que analizar, aspecto muy positivo que plasma el gran repertorio desplegado por ambos equipos. El Cau mostró una intensidad en defensa increíble, cosa que fue la clave del partido. En la primera parte, dominamos absolutamente el juego, dominamos tanto que incluso el peligro del contrario venía por errores puntuales nuestros. En la segunda parte, el nerviosismo pasó factura y los últimos 15 minutos dejamos que el contrario desplegara su juego y llegase con superioridad a las bandas. Aún así, seguimos defendiéndoles.

Brevemente podemos destacar por un lado, lo que hay que mejorar.

En delantera faltó decisión y continuidad, las dos cosas que en realidad mejor sabemos hacer y más rentabilidad da al equipo en todos los partidos. Los rucks eran demasiado “sucios”, no barríamos al contrario lo que nos impedía jugar balones rápidos. Además implicábamos demasiados jugadores que se sumaban a la agrupación y ya está, en lugar de decidirse a levantar el balón y enfrentar a la defensa. Tampoco vimos la continuidad que estamos acostumbrados a ver. Cada jugador que trataba de penetrar la defensa ganaba metros, cosa que está bien pero, acababámos en el suelo y en otro ruck que volvíamos a relentizar. Hay que darle vida al balón, chicos.
En cualquier caso, mejoramos bastante la defensa desde las agrupaciones desde el último partido y nos colocábamos frente a los contrarios, esto no puede parecer poca cosa, es una mejora considerable que puliéndolo un poco más nos va a dar muchos frutos. También muy bien la touch y la melé.

En la línea, primero lo que hay que mejorar. La conexión 9-10 falló puntualmente cayendo balones al suelo que nos complicaron la vida. No jugamos donde queríamos jugar porque abusamos del juego de delanteros a ras en lugar de abrir y buscarlos más tarde. Volvimos a correr de lado, esto nos ocasiona dos problemas, primero nos impide aprovechar el espacio abierto e, impide fijar al contrario eficientemente. Otros fallos puntuales hicieron que diésemos el balón al contrario en muchas jugadas de las que podríamos sacar ventaja.
En cuanto a la mejoría, fue mucho más notable que los errores. Transmitimos mucho más y mejor el balón, que fue la clave de la gran superioridad sobre todo en el primer tiempo. La mejoría en este aspecto es lo más destacado del partido y fue evidente. Si nos quedamos con esta transmisión, corregimos un poco la dirección de carrera y añadimos profundidad, esta línea de tres cuartos puede ser imparable.

En un gran resumen, asistimos a un partidazo. Alguna decisión incorrecta y la inseguridad y falta de confianza nos impidió llevarnos el partido y la primera posición del grupo. La conclusión es que tenemos la herramientas para desarrollar un juego de un altísimo nivel. Nos faltan dos cosas, creérnoslo de una vez y aplicar los conceptos con la cabeza fría durante todo el partido.

Abandonaron por lesión Guillermo Vela, Manuel Olleta. Una pena que tampoco pudiera empezar el partido por problemas físicos Guillermo Orts.

Esta crónica es muy extensa para que reflexionemos. Leámosla bien y en los entrenamientos lo hablaremos y compartiremos ideas. Debemos ser un equipo, por eso, las soluciones hay que encontrarlas entre todos.

El próximo sábado jugaremos contra Orihuela en El Saler a las 13:30. Un equipo que no conocemos y por lo tanto peligroso.