CRONICA JORNADA S8: REENCUENTRO CON NUESTRO CAMPO TALISMAN

REENCUENTRO CON NUESTRO CAMPO TALISMAN

Hola papis, mamis, vecinos, amigos, primos, sobrinos, compañeros, entrenadores y por supuesto nuestros rivales, aunque sólo en el terreno de juego.

¡Qué equipo tenemos! Ya han pasado varios meses desde cuando comenzamos a intentar aprender de este bello deporte, digo aprender porque jugadores y papas poco sabíamos. Eso sí, nos emocionábamos como los números uno, pero es que ahora sí que somos un equipo. ¡Que bonito es todo! Sol diversión y muchísimo Rugby.

Empezaba diciendo que es nuestro campo talismán, aquí hemos empezado una andadura que quiero, bueno mejor dicho DESEO, que continúe durante muchísimos años más, pero es que si continuo así, me pongo melancólico.

Ahora nuestros jugadores, ¡que decir de ellos! empezamos corriendo, placando, jugando y de vez en cuando pasando, de forma individual. Ahora esto ha sido superado, si!!! La palabra es Exito, y lo seguiré repitiendo. En cada partido escuchamos menos el “tres, tres tres!”, todo es bonito, risas, alegrías, gritos de ánimo por el jugador número 12. Che que bó!. Sómos un equipo, un equipo guiado por otro equipo de entrenadores inmenso, que no sé que les gusta más, si jugar ellos o entrenar a estas “máquinas”, su ilusión, partido tras partido es gigante, y pienso que recuerdan sus momentos de tensión de sus partidos, pero cuidadín!!!, que nos olvidamos de los forofos papás, ya sabemos lo que es un “ensayo”, un avant” ufff! que técnicos.

Y nuestros partidos… ¡qué difícil resulta jugar contra el Tecnidex Valencia! Hemos conseguido trasladar a nuestros jugadores el famoso dicho “que el Rugby es un deporte de villanos, jugado por caballeros”.

Tenemos una defensa rígida, todos placamos ya y nos preparamos para empujar en cualquier lance del partido. Además lo hacemos bien y nuestros rivales lo saben; aunque algún despiste tenemos: ¡Hoy te toca a tí, Aitor! ¡que ensayo nos han hecho!, ¿donde estabais?, ¿Que hacíais?….¿te acuerdas?, no pasa nada, algún día sabremos no perder la concentración y donde está el balón, porque perfectos no se puede ser. ¡Y qué decir de nuestro ataque! velocidad, pase, quiebros y ensayos, uno tras otro, no descansan, no hay límite.

Me toca hablar de un partido, que la verdad es que no sé que decir de él, porque gracias a este sol de Valencia, me daba tiempo a girarme y disfrutar de mi otro equipo. Cada sábado nos barajamos, y todo sigue igual, ni equipo blanco ni equipo verde. Siempre Tecnidex Valencia.

Nuestra defensa, repito, un cañón, y nuestra delantera, nuestros veloces jugadores siempre preparados para robar y ensayar. Hemos aprendido a ser un equipo, cuando estamos rodeados, nos damos la vuelta, volvemos a empezar y …lo siguiente ¡corre, corre corre! Y ensayo.

Y ahora ya cogemos el balón con el “culo agachado”, pierna por delante y ¡a por él! Me he crecido…no es así del todo, ¿verdad?, pero lo sabemos y pronto estará corregido y los siguientes rivales, lo sufrirán, ¡Seguro!

Y lo mejor de todo esto, el resultado: Empate. Preguntes a quien preguntes, EMPATE. Esto por supuesto cambia cuando se lo preguntas a nuestros jugadores, pero no importa, ¿verdad?, así resultan más fáciles los deberes del finde.

Como conclusión a esta crónica, me resulta muy difícil ser objetivo, muy difícil. Así que tengo que decir que somos los mejores. Sólo hay que hacer memoria de las jornadas pasadas, no nos dan miedo ya los colores rojo-negro, naranja-negro, amarillo-negro o azul-blanco, ni tamaños, ni gritos. Somos simplemente los mejores.

Y… nuestros terceros tiempos…¡volvemos a marcar diferencias! “¿qué ningú tè casa?”, hemos conseguido trasladar a estos minutos, a estos bocatas, a estos kikos…un entorno divertido y de amabilidad. Los niños, todos jugando entre ellos, sin importar los colores, comentando aquellos lances del partido, y los papis … Bebiendo!

Bueno como siempre: Un Final Feliz.

Gracias