Crónica jornada autonómica. 25-02-2017.

RUGBY GRAS. (Un cadáver exquisito casi interruptus).

Buenos días desde la máquina de pergeñar crónicas. Vivir es caminar breve jornada, apuntaba el alba cuando solo sirviéndose de sus armas, escamas y espinas, los sardinetos entraron en liza contra los tocinos, allá en la Ribera alta. Hay que cambiar el decorado, cambiar de cama incluso de cuerpo, el carnaval mola más que la cuaresma, esa vieja de siete piernas que huele a bacalao. En el prado salvaje los equipos bailan la samba, escuelas de rugby que compiten en el sambodromo al ritmo de Luiz Bonfa. ¡Febrero, febrero, febrero! Pían los pajarillos, liban las mariposas, zumban las abejas y retozan en los charcos de barro los chavales juguetones. De un puerco sacrificado, de su vejiga sanguinolenta se hincha un balón que se les torna tan meloso que soltarlo sería desperdiciar un preciado tesoro pegajoso. Pero, ¿es un pájaro? ¿Es un avión? No, es el balón que este año por fin vuela de garra en zarpa como pelota al rojo vivo…hasta que misteriosamente se enfría. L’éternel retour! Gran plano sobre tus caderas, así empieza la película, con los actores: el Flecha, los Mendoza, la Chica de la eterna sonrisa, el Troll y la canalla. Grita el director: -Somos hombres de acción. Mentir no sería propio de nosotros. Lo siento-dice el Troll- no puedo enseñar nada a nadie. Solo puedo hacerles pensar. David casi pudo con Goliat, en otra vida pudo con Goliat jugando como luz estelar sobre un sudario. Maribel vocea: -¡Jolín el carnaval no inspira mi épica! Don Carnal la flagela con las entrañas de un cerdo. Maribel insiste: -Pues mira no me inspira igualmente. Por doquiera el tronar de los tambores de guerra es incesante. Pero sigue el juego magro, algunos pases son tiros a quemarropa y los ensayos son del tres al cuarto. Varios han muerto, otros viven y ponen cara de disgusto, no es la liebre del que la levanta, sino del que la mata, pero bien vale el vuelo la carrera y el pase. Este año parecen los niños del agua, a quien no inspira ternura ver a estos chicos jugar como matarifes. Prodújose un ruido prolongado, un estruendo tumultuoso como la voz de mil cataratas, una ofensiva que estremece, unas vidas que fabrican de lástima sus gozos. Habla el capitán, la lengua traicionada por el Bloody Mary: – Todos somos hombres, sin duda excepto Patri, que de hecho es mujer. Al resguardo del blocao, los jugadores esperan su oportunidad para escapar, otros desesperan buscando nuevas instrucciones para jugar al rugby. Mirad la máquina mollar que solo produce rugby invertebrado, la máquina que solo pergeña embustes y trabalenguas con sabor a nube rota, la máquina de los sueños. Los que juegan al rugby rococó no se sonrojan cuando su idilio con el balón fracasa, polvo serán, mas polvo enamorado. Y el estanque profundo y corrompido, situado a mis pies, se cerró triste y silenciosamente sobre las ruinas de la melé. A pesar de que me perdí las mejores jugadas, porque me estaban cosiendo la cabeza, que casi me dan por… ¡ay! por muerto. Me lo he pasado de maravilla en el carnaval. Dijo el Cuervo: -“Nunca más”.
¡Entrena con ganas, y sé fiel a tus amigos!
Resultados: Inter 3- RCV blanco 9- Alexis, Manu (2), Fernando, Isma, Raúl, Vicent, Héctor, Luis (3), Ibu, Octavio, (1), Jorge, Sergio (3), Diego.
RCV verde 4-CAU 6: Pablo, Carlitos, Alex, Leo, Ricardo, Juanjo, Gael, Marc, Lluc, Edu.
RCV S-10/ 4-RCV S-12 /5: Nacho, Mateo, Lucas, Álvaro, Paul, Marco, Agus, Curro, Carlos Montañana, Alex.
Gracias a todos y especialmente a José Ramón, Iñigo, Jorge, Txema, Javier, Dolo, Ramón, Maribel, Fran, Jack Sparrow, Joaquín Sabina, Mircea Eliade, Francisco de Quevedo, Edgar Allan Poe y como siempre gracias a María Moliner. Entrenadores S-10.