Crónica jornada 31-03-012.

Buenos días desde la máquina de pergeñar crónicas. Cuando la niebla del sueño se disipa, y los chicos que entrenan muy duro- llegan a los campos de juego, siempre hay algunas pequeñas imágenes que se quedan grabadas en la memoria. Hoy, por el camino, sábado me encontré con Javi que andaba buscando el balón al otro lado de la valla; luego fueron apareciendo los demás con ganas de juguetear.

Juancho muy bien repeinado y satisfecho; Manuel con esa perenne sonrisa que le crece hasta las pestañas; impaciente ya por jugar llega Sento; y soñando con partir a lo largo de la banda Mario; Quique muy dialogante pregunta por los partidos de la jornada; buscando compaña que desafiar anda ya Alex; y Miquel se acerca, entre dormido y tímido, a pedir un balón.

Dedicamos, Víctor y yo, los primeros momentos para remolonear con los niños, como pequeñas bestias que son, necesitan del contacto para comunicarse, se agarran al cuello o a las piernas, y ruedan por el suelo con nosotros.

Borso siempre hace gala de su buena crianza; y Luis es el primero dispuesto a cumplir lo demandado sin queja alguna; Arnau como siempre muy dispuesto y con cara de pascua; a Carmen le gusta Pau, es muy lindo dice; David tiene unos preciosos ojos de singulares colores me ha confesado Pilar; Nacho es uno de mis preferidos, y su hermanito un pequeño descarado; ha prometido ser buen chico Sergio, y todos esperamos que así sea, un referente en el juego y en el equipo; Gonzalo chico es un pequeño rebelde; e Ivanchut, que dejó de lado sus acrobacias, para liderar a su equipo, hoy fue el gran capitán.

Como no podía ser de otra manera, los M-8 se unieron a los éxitos que este sábado cosecharon los diferentes equipos de nuestro club.
Las super estrellas del rugby: Sento, Javi, Mario, Alex, Miquel, Borso, Luis, y Sergio, jugaron contra el C.A.U., y tuvieron a este potente conjunto en jaque, e incluso con ventaja, durante gran parte del encuentro; por su parte las super promesas del rugby: Manuel, Juancho, Ivanchut, Quique, Pau, David, Nacho, y Gonzalo chico, disputaron un excelente partido contra les Abelles, fueron muy valientes y disfrutamos de sus bonitas jugadas.

Pero para disfrutar de verdad, de todas estas maravillosas jugadas no dejen de visitar los campos de juego, donde cada sábado se entregan con fruición al deporte del balón ovalado estos impetuosos chicos; y para muestra de ello, vean las bellas instantáneas que la mamá de Arnau ha sacado, auténtico rugby en estado puro.