Crónica 4-02-2017.

Naturaleza muerta. (Músicos, comediantes y magos.)

Buenos días desde la máquina de pergeñar crónicas.
-Con la iglesia hemos dado Alexis.
-Ya lo veo amigo Sergio. Primero el San Roque y luego la UCV (Universidad Católica de Valencia).
-Pues veamos de que pasta están hechos los seguidores del santo peregrino, amigo Alexis.
Así conversan a las puertas del estadio nuestros amigos Alexis y Sergio en esta mañana de intenso y colorido invierno. Junto a las gradas corriendo, saltando llegan Manu y Vicent cazando al vuelo balones imaginarios. Ibu de una patada ha reventado un montón de verbos de deseo, que Ricardo y Edu recogen para fabricarse juegos de palabras. Rubén toca la guitarra y pretende que Octavio se arranque por soleares, mientras Leo y Raúl baten las palmas y golpean el suelo con sus tacos.
Y empieza el juego. Los chicos juegan, pero su pelota es un saco de patatas chapado de golpes. Al árbitro no le gusta el rugby elegante, ¡prohibido el chaqué, la pajarita y sobre todo la corbata!
El San Roque con sus jugadores dominantes marea la perdiz, hay que recurrir a la magia del oval. Edu ha perdido el balón, piensa ¿y si tomo otro de prestado, el dragón rojo me mostrará el camino? Un contrario se escapa y Leo lo atrapa una vez, dos y tres y al final consigue pisar su sombra. Sergio, Alexis, Ibu y Raúl forman corro cogidos de las manos, en el centro baila Octavio la melena al viento. Expertos en artes marcianas son Manu y Vicent, su maestro es Rubén, cantan y ríen en un universo gitano. Ricardo vive el día de las maravillas, y preparados en comuna como los chinos salen corriendo por el patio de butacas, portando el balón en volandas. Desde el escenario Marcos les aplaude. Todos los músicos puestos ya a la fuga.

Casi sin solución de continuidad Alberto sueña con el mar de su infancia, donde Juanjo Ramiro y María han venido a mojarse los pies. Otros como Diego, Víctor sorpresa o Pau se han tendido en la arena, despojos que el temporal ha arrojado a la orilla. Jorge, Fernando y Héctor empujan un barco de papel, Eric soplando iza sus velas. Y Gael de rodillas espera que la resaca salve de las olas su castillo.
¡Ave María Purísima! Sin pecado concebida. Y comienza la partida, Jorge se sacude la arena de las botas tiene hambre y no espera a nadie, a este paso se va a comer la paella entera. Diego y Pau observan embobados como la bellísima María corre con el balón, mientras se atusa el cabello de oro. Hoy sueñan con praderas infinitas por donde escapar Eric y Juanjo Ramiro. Fernando es capaz de marcar un ensayo incluso cargando con Gael a sus espaldas. En eso que los católicos no pierden la ocasión de volar como el Espíritu Santo, pero Víctor y Héctor no están dispuestos a que la parroquia se rebele. Una ola tumba el decorado, los comediantes del oval saltan al palco de platea, y el público suspira mientras la crepitante espuma les alcanza.

En el día de las maravillas todo es posible, las aves pasan gritando muerte por el cielo de los muelles, Paul y Fran las avistan y presagian buenos augurios. Curro ha oído cantar a la cigarra y Álvaro calienta como un kurós de plástico fino. Se oye una voz por encima de los bosques, Iván y Lucas hacen claros de luna y David aúlla a sus pies de papel. Carlos Montañana lleva ofrendas a la Diosa de piedra, Nacho se plancha las medias y Carlitos observa desde la pirotecnia con la mecha en la mano.
Suena un silbato en la noche como grito de mujer. Los del club atlético salen de las sombras y muerden con saña el balón; solo faltó un momento más para que la muerte alumbrase la caída, pero dos brazos fueron suficientes para fabricar un gran collar de aire que me dio un soplo de vida, entonces una mano desnuda tomó la mía y al alzar la vista vi el rostro de David, el chico del partido. Carlos Montañana da un paso al frente para no retroceder más; al vértigo del ataque Mateo y Curro se unen con alegría sin mirar atrás. Lucas está al relevo de Iván, e Iván al relevo de Lucas abatiendo globos de colores que huelen a cebada tostada y lúpulo. Paul y Álvaro juegan a pegar portazos mientras huyen hacia la perspectiva Nevsky. El nigromante convoca a las hadas Patri y María, cuando Nacho con Fran triscan como en el cumpleaños de los magos. Y en un remate de púrpura Carlitos, después de encender la mecha, se arranca el corazón del que todos comieron, talismán de caballos desbocados. Fuegos de artificio en el ánima.
¡Entrena con ganas, y sé fiel a tus amigos!

Resultados: RCV verde 8-San Roque RC 5: Manu, Vicent (1), Sergio (3), Alexis, Raúl (1), Ricardo, Octavio (1), Edu, Leo, Ibu (2), Rubén.
RCV blanco 10-UCV 6: Diego, Juanjo Ramiro (1), Víctor sorpresa (1), Jorge (3), María, Héctor (2), Eric (1), Fernando (2), Pau, Gael.
CAU lobos 2-RCV naranja 4: Paul (1), Fran, Curro, Álvaro (2), Iván, Lucas, Mateo, David, Carlos Montañana, Nacho (1), Carlitos.
Muchas gracias a todos. Entrenadores S-10.