Crónica 18-04-015.

¡Cuidado con don Topetón!

Buenos días desde la máquina de pergeñar crónicas. Decía Pierre Villepreux que: “Atacar por el eje profundo es penetrar, y penetrar no es chocar, sino atacar el intervalo (el espacio entre jugadores). ¿Cómo penetramos en un bosque, chocando árbol por árbol, o pasando por el espacio que hay entre ellos?”
Este ejemplo, descrito tan elocuentemente por el maestro Villepreux, sobre cómo se debe jugar al rugby (también resume toda una filosofía del juego), parece que sea desconocida por algunos entrenadores, que animan a sus pupilos a topetar como borregos o a tirarse al suelo como los cerdos.
Por eso nuestra consigna era hoy atacar los intervalos, intentar escapar por los huecos, y no desafiar directamente al contrario como si fuéramos tractores que sueñan con ser fórmulas 1.
Pero esta mañana nuestros amiguetes gaznápiros ¡han corrido como gacelas, y han empujado como toros! Algo no me cuadra. Claro los hay como Ximo y Hugo que se fabrican primero los intervalos derribando algún árbol.
Está claro que hay que insistir en correr bien fuerte con el balón, en pasar la pelota a tiempo y en placar siempre como si fuéramos el último defensor. El resto se lo dejamos al instinto preclaro de esta alegre banda de gamberros.
Como nuestros amigos Cullerots estaban de fiesta, solo jugamos contra el CAU, así que preparamos dos equipos barrejats, que se intercambiaban en bloque.
A estos botarates les hace falta calentar poco, y no sabemos si hacen mucho caso a las indicaciones de sus entrenadores, porque en cuanto ven un balón ovalado se arrancan a correr como galgo tras la liebre.
Toca el silbato nuestro árbitro preferido Jorge “vale el avant”, y empieza el baile. Este sábado más que nunca se han repartido los papeles, ya saben entre los que tocan el piano y los que lo cambian de sitio; a saber, buenos mozos de mudanzas son: Roberto, soberbio en el trabajo sucio; Emi, Ximo, Hugo; Juancho, siempre en la brecha; Carlitos y Pau Gonzálvez, Nº 1 en robar balones, cada uno con su estilo peculiar. Que tocan el piano con más o menos destreza: Guille, David Marco, Manu y Mario de la escuela espiritual y elegante; Alex, Vicente y Asier con personalidad, garra y energía; los que tocan sin partituras: Luisón, Marc, Germán y Oscar; y por fin Gonzalo que toca y dirige la orquesta a la vez.
Todos han corrido a placer y con gran voluntad, sin usar la cabeza como ariete, con generosidad en el pase, y haciendo de las jugadas un verdadero ejercicio de equipo.
De nuevo los 4 fantásticos y su banda han salido bien librados frente a don Topetón y sus secuaces, y más aún si se consigue el resultado mágico de 8-2.
¡Entrena con ganas, y sé fiel a tus amigos!

Resultado: CAU negro 2-8 (15) RCV Liceo Francés Tecnidex.
Ensayos: Alex (3), Mario (1), David Marco (1), Vicente (2), Gonzalo (2), Hugo (3), Ximo (1), Manu (1), Roberto (1).

Este sábado participamos en la sexta y última jornada autonómica en Valencia (4 Carreres), y luego tenemos fraternal comida en el local de los Veteranos del RCV. Os esperamos a todos, también en los entrenes.
Atentamente entrenadores S-10.