Buen comienzo de temporada para los S12 Tecnidex Valencia Verde

Este pasado sábado 22 de octubre daba comienzo la temporada regular para nuestras escuelas, quienes tras el verano y con la llegada de las primeras lluvias se estrenaban en la competición junto a los compañeros del San Roque Rugby. Un primer partido de liga para testear dónde estamos en lo deportivo al tiempo que descubrimos de igual manera el nivel del resto de equipos que nos acompañaran a lo largo de la liga en numerosas ocasiones.

Un día de rugby nublado y fresco, amenizado con algunas gotas de lluvia que de haber jugado en los campos de antaño lo habrían convertido en el “perfect day” para la práctica del Rugby. Nuestros chicos del Tecnidex Valencia verde salieron bien concentrados al encuentro, distribuyéndose bien en el campo, ocupándolo a conciencia sin dejar demasiados espacios para que el rival pudiera desplegar su juego, al tiempo que nuestras alas rápidamente se convirtieron en espacios abiertos por los que los escurridizos jugadores del Valencia accedieron a los primeros ensayos que les permitían obtener cierta tranquilidad al tiempo que desmoralizaron a los chicos del San Roque. Durante la primera parte un San Roque de mayor envergadura que el RCV no supo aprovechar su tamaño y peso en la limpieza y seguridad de los rucks, permitiendo que los chicos del Tecnidex robaran muchísimos balones para acto seguido darles continuidad rápida y llegando a la zona de marca en un goteo constante. Durante la segunda parte y con la tranquilidad de la diferencia de marcador, el Valencia quizás bajó un poco los brazos y se sucedieron demasiadas acciones individuales bien neutralizadas por los chicos del San Roque que llegaron hasta nuestra zona de marca con mayor facilidad, viéndose animados a ajustar las diferencias de ensayos, algo que en estas categorías puede pasar con muchísima rapidez ya que los jugadores se ven agobiados ante la consecuencia de tantos en contra. Pero tras unas indicaciones de refresco de los entrenadores sobre esta situación y de la mano de algunos de los jugadores de segundo año empezaron a detectar los errores no forzados y a comunicarse y apoyarse entre ellos para no bajar los brazos y cubrir los espacios que estaban dejando llegar al rival hasta nuestro campo. Ya en la tercera y última parte la iniciativa del partido la llevó por completo el Tecnidex Valencia, frente a un San Roque desbordado y cansado por el ritmo que había impuesto el equipo local y por la falta de refresco en su banquillo, además su desorganización en el campo abría muchos espacios por los que se colaban sin encontrar demasiada resistencia nuestros jugadores que acabaron el partido con un holgado marcador.

Se pueden sacar muchas reflexiones del partido, pero me permito enumerar tan solo algunas destacables. Ante todo un resultado así anima a seguir trabajando en la misma línea, pero también a ser cautelosos ante el nivel del resto de participantes. El San Roque estaba muy desorganizado y su planteamiento de juego giraba en torno a un par de jugadores que pasaban un par de cabezas a cualquiera de los nuestros, y que fueron detenidos con placajes y arrojo desde el principio lo que permitió al Valencia robar balones y neutralizar sus bazas desde el principio sin amilanarse en el combate ante la mayor envergadura. Este aspecto hay que potenciarlo y fortalecerlo porque en un deporte tan físico y de contacto esa actitud es la que contagiará a quienes por cuestiones madurativas aun necesitan de mayor confianza para detener a jugadores más grandes. Por contra en temporadas anteriores ya nos ha pasado que jugadores rivales con pocos conocimientos de juego y de sus capacidades físicas, las adquieren en unos cuantos entrenamientos más y los partidos de vuelta ya no resultan tan fáciles de parar, es una circunstancia que también hay que trabajarla en nuestros chicos para que no se confíen y por ende se agobien si les cuesta más pararlos. Por otro lado el Tecnidex mantuvo de forma intermitente su situación organizada en el campo, descontrolándose en algunas ocasiones, bien por la inexperiencia de algunos jugadores que es normal les cueste colocarse detrás del balón para poder atacar, bien porque la mayoría de ellos estaban más pendientes del balón y de las fases estáticas que de lo que tenían o no delante suyo, por ello también se debe seguir trabajando sobre ello para que como hicieron el sábado sean capaces de anular y/o corregir en tiempo real cualquier iniciativa de juego del contrario al no encontrar éste espacios por los que penetrar. Por ultimo quizás con el marcador muy a favor se sucedieron demasiadas acciones individuales a pesar de que casi todos los ensayos habían venido del movimiento lineal del balón de un lado al otro del campo, y los jugadores tan solo se deshacían del oval cuando prácticamente eran placados por el rival. Esta última observación es muy habitual en estas categorías, y quizás la que más haya que trabajar, porque deben encontrar por ellos mismos la virtud de ser capaces de atraer a la defensa para dejar el espacio de ataque a su compañero, o lo que dicho de otra manera solidaridad en el juego que en una cultura del individualismo les costará un poco adaptar pero que a buen seguro lo conseguirán y la disfrutaran tanto o más como ser los protagonistas del ensayo, de ahí que uno de los valores del Rugby indispensables para desplegar el juego es el del trabajo en equipo, un trabajo que se vio recompensado con la victoria en el marcador, todo y que para nosotros la verdadera victoria es la de que los chicos se diviertan, se esfuercen y se ayuden dentro y fuera del campo en cada partido. #todossumamos

Alineación:
Roberto López, Juancho Gil, Gonzalo Cotter, Rodrigo Herrero, Pau Gonzálvez, Axel Fernández, Joan Oleaque, Rafael Soler, Alex Verde, Asier Cilleruelo, Carlos Pérez, Javier Pérez, Pau Caballero, Carlos Cámara.

Resultado: Tecnidex Valencia Verde 8 – San Roque 2