Bravos S8 (Crónica)

Un sábado más tenemos partido con los S8. Esta vez un poco más temprano de lo habitual, por lo que sin demasiado tiempo para desayuno y juegos cogemos el montante y nos vamos a 4C. Durante el trayecto hay tiempo para ir recalcando lo básico (soy un pesado) y tratar de motivar al chaval. Cada partido no puedo dejar de recordar los tiempos en que mi padre me llevaba a jugar a baloncesto y lo que aquello suponía para él, aun me lo recuerda.

Ya en el polideportivo, mientras calientan y buscan el campo de juego, el habitual buen rollo entre padres. Tiempo para un cafetito o algo más, y con las pilas cargadas a animar a los nuestros.

Los partidos contra Abelles pasan demasiado rápido, más para mí que no tengo demasiada idea de cómo va esto y cada día descubro algo nuevo, pero los chavales se lo pasan muy bien, no veo que les importe demasiado el resultado porque están disfrutando, cada uno a su manera, saben que hay que jugar pase lo que pase y se esfuerzan, igualmente cada uno a su manera o nivel, pero no nos confundamos, ¡tienen 6-7 años! A esa edad un deporte de equipo es dificilísimo de asimilar así que puestos en su lugar, lo que les pedimos en cada entrene y cada partido no es poca cosa.

En positivo veo que el grupo ha hecho progresos, sobre todo en cuanto al juego en equipo y los placajes, ¡si hasta ha habido una melé!, ¿se dice así verdad? pero el margen para mejorar es infinito. Yo he visto que Abelles tenía jugadores muy hechos (quiero pensar que son de 2º año y a estas edades un año marca mucha diferencia), pero los nuestros van a seguir entrenando, jugando y divirtiéndonos. Evidentemente a todos nos gusta ganar, esta vez no pudo ser, pero poco a poco, nuestros chicos están empezando y vamos a seguir mejorando cada semana.

Yo cada día estoy más convencido de que lo que hacemos es enseñarles un hábito sano, un deporte, un juego pero con reglas, donde el respeto al contrario y a los compañeros es fundamental, también al árbitro (es de lo que más me gusta en comparación con otros deportes) y donde para ganar hay que empujar en equipo.
Por último, el tercer tiempo, imprescindible, pero en eso los nuestros no fallan.

Nuestros chavales, delegado y entrenadores van a seguir trabajando y esforzándose, pero nos necesitan a su lado, así que el próximo día ¡se nos tiene que oír más!

¡¡¡ Bravo S8 !!!