Abril.

Mes de abril y final RI.

Toleramos comportamientos incorrectos y somos testigos de un extraño afán que en ocasiones evita construir cosas lindas. A pesar de ello, este año el equipo sub14 está haciendo una temporada fenomenal.

En primer lugar, el equipo de jugadores de rugby: juegan y corren como relámpagos , lo dan todo en el campo, luchando y escuchando siempre las indicaciones de árbitros y colegiadas; así como respetando las instalaciones y al contrario, puesto que saben que sin eso no hay partido.

En segundo lugar: a los padres, madres, hermanos, familiares, simpatizantes y, básicamente, amigos de este hermoso deporte colectivo que llamamos rugby. Todos ellos han demostrando a lo largo de esta temporada una nueva forma de entender el deporte y la vida, una concepción en la que los detalles marcan la diferencia. Mes tras mes, fin de semana tras fin de semana ( con algún que otro madrugón….), han estado a nuestro lado con calma y paciencia. Algunas veces sufriendo las incomodidades de jugar bajo la lluvia, el frío, el viento o incluso el granizo. En fin, afrontando todo un otoño e invierno de condiciones meteorológicas adversas, aunque siempre con una sonrisa y ese buen humor que caracteriza a los valientes valencianos. Y gracias a todo esto, han aportado alegría y un inmejorable ejemplo a las categorías de los otros pequeños. En resumen: pasado, presente y mucho futuro, ya que estamos seguros de que todavía traerán muchas alegrías a este hermoso deporte, así como a nuestro club y a la Comunidad Valenciana.

Agradecidos por lo que conseguimos todos y todas juntos, ya que cada granito de arena nos hace mejores. Sin cada una de estas personas no habría sido posible estar y llegar donde hemos llegado y donde esperamos llegar en el futuro y todo esto no sería posible sin la ayuda de todos los que este año están detrás de esto. En conclusión: gracias.

Por último, esta mención especial a los que de manera desinteresada dentro del club y como voluntarios se encargan de casi todo: botiquín, equipaciones, llevar a chavales después de algún golpe al hospital o, simplemente, organizar esos terceros tiempos que pasan a los recuerdos colectivos y que tanto nos ayudan después de un duro partido. Y es una mención especial porque si no se crea esta atmósfera agradable, no hay entorno de aprendizaje.

El resultado de la final fue de 5 a 17. La presión y los nervios nos hicieron dudar, de todas formas ya vendrán otras finales, y no le den vueltas, la culpa fue mía, que erré en el planteamiento del partido. Además, este próximo sábado tenemos la final RII y en dos semanas el campeonato de España, donde poder desplegar ese juego alegre que nos caracteriza.

(Anécdota divertida)

Una persona le preguntaba a otra:
-¿ Por qué los hombres que juegan a rugby parecen invencibles? ¿Qué los diferenciaba de los demás?

-Muy simple, nosotros queremos ganar (enjoy) and nos enamora este deporte y su cultura.

Asombrado y un tanto irritado, el ilustre ignorante le manifestó que ellos también querían ganar…

El humilde jugador de rugby le da su opinión libremente y entonces… , aclara con una filosófica respuesta:

-Cuando decimos nosotros, nos referimos a todos; al que juega, al que los entrena, al dirigente, al que marca el campo, al que participa en el club, al que participa en la selección,… Todos queremos y hacemos lo posible para que este deporte crezca, dando ejemplo dentro del terreno de juego y fuera de él, para que los nuestros se sientan orgullosos y piensen que ha valido la pena venir a vernos. El sentido de esta pertenencia nos sigue aglutinando, nos sigue aportando cosas, nos permite ser libres, ya que al fin y al cabo este deporte nos gusta, nos hace felices y libres. Y per se, pertenecer unidos a este club nos genera orgullo y nos da ganas de seguir cumpliendo años y sueños juntos.

Atentamente Rugby Club Valencia, entrenadores s14.